(Fotografías: Club Ciclista Arandino)

Llegó la VI Vuelta Ciclista a la Ribera del Duero júnior con la mejor participación. 10 equipos extranjeros (europeos y americanos) y 18 nacionales, entre los que se encontraba el conjunto de casa y único representante castellano-leonés, el Recambios Callejo del Club Ciclista Arandino.

La receta de combatividad y trabajo que anunciaban fue cumplida a la perfección con protagonismo de inicio a fin, siendo sin duda el conjunto con más presencia en fugas durante los 311 kilómetros de la Vuelta.

Comenzaba la ronda en Caleruega con una etapa donde el viento y el terreno rompepiernas en el último tercio del recorrido serían decisivos. El pelotón se fraccionó entonces en distintos grupos, con una avanzadilla donde el luso Morgado, uno de los grandes favoritos, impuso su ley en un final en Pedrosa de Duero demostrando su gran fortaleza y haciéndose con un liderato que ya no perdería.

Antes fue ya un Recambios Callejo, Jorge García, a la postre gran protagonista de la 2ª etapa, el que lanzó un ataque acompañado de otros corredores que no tuvo éxito con un pelotón de grandes espadas internacionales que no consentía. El arandino Álvar Martín fue 17º en meta, situándose 2º regional con el mismo tiempo que el líder de la clasificación, el vallisoletano Arturo Barros (Bathco).

Langa de Duero acogía la salida de la 2ª etapa. Marchaba el gran grupo sin sobresaltos hasta que, a 43 kilómetros de meta y al paso por Maderuelo, nuevamente el Recambios Callejo Jorge García lanzaba un ataque sin capacidad de respuesta para el pelotón. Abrió fácilmente hueco con un ritmo que no bajaba de 50km/h, hasta alcanzar más de un minuto en solitario frente a un pelotón que comandaba el equipo Bairrada protegiendo a su líder. Solo pudo acercarse a él Pablo Torres, corredor del Sanse madrileño, que fue absorbido por el pelotón.

Jorge, con el recuerdo de otro Recambios Callejo (Marcos Gómez) que se aproximaba en 2021 también en solitario a la meta de San Esteban de Gormaz, empujaba con fuerza durante los últimos kilómetros haciendo soñar con la victoria, la primera de un equipo local en la ronda.

En un final de infarto y tras 40 kilómetros de escapada, con el Bairrada lanzado a por Jorge y un terreno favorable para el pelotón, la diferencia de 30 segundos cuando quedaban 4 kilómetros a meta se vio reducida a la nada en los 2 últimos kilómetros, dando al traste con las aspiraciones de victoria.

Pero otro Callejo, Álvar Martín, se metía al sprint con un 8º puesto y la general de Castilla y León en sus manos, que tocaría defender en la última etapa. Espectáculo del bueno para el equipo de casa en esta etapa y motivación extra para rematar la Vuelta en Aranda el domingo.

Últimos 115 kilómetros de Vuelta a la Ribera con salida y llegada en Aranda de Duero. Etapa tradicional, pero en una edición donde el nivel deportivo y organizativo ha crecido exponencialmente. Morgado quería tranquilidad, pero nuevamente el equipo del Club Ciclista Arandino se lanzó a la aventura.

Combatividad en estado puro y seña de identidad del Recambios Callejo, en esta ocasión con Ismael Castaño en punta (refuerzo venido del CC Sant Boi para esta ronda) junto a un corredor del Eolo Kometa y otro del Tot Net Terrasa. Pusieron en jaque al pelotón durante 15 kilómetros. Lucimiento al paso por Aranda en el kilómetro 35 donde Ismael fue 2º en la meta volante. Poco duraría ya la aventura, pero inmediatamente en el Alto Milagros volvía Jorge García a dar protagonismo ribereño.

Nueva escapada en solitario en el parcial 45 que duraría hasta metros antes de coronarse el puerto de Valdevacas (km 59), con un Bairrada que no quería sorpresas de un corredor que viene demostrando gran fortaleza durante toda la temporada y que a punto estuvo de llevarse la victoria el día anterior.

Diferentes grupos conformados en Valdevacas se fueron unificando en un cabecero de 55 unidades con Álvar Martín y Jorge García en él, para acercarse así hasta Aranda un “pelotón groupé” que anticipaba volata final. Así fue, solo con alguna pequeña escaramuza que cerraba inmediatamente el equipo del líder, Antonio Morgado, que no conforme con la Vuelta y la etapa del viernes se lanzaba a por una nueva victoria en línea de meta frente a la Bodega Tierra Aranda, sentenciando así la Vuelta. Álvar Martín era el 18º en meta.

En la general final los Recambios Callejo fueron 7º Álvar Martín, un puesto muy a tener en cuenta tratándose de un corredor de primer año en la categoría. El corredor sin duda más combativo de la Vuelta, Jorge García, fue 44º. Ismael Castaño 72º, Juan Hermosa 75º y el otro arandino en liza, Carlos Simón el 116º. Álvaro Calvo no pudo finalizar la prueba.

Hay que destacar también el 13º puesto por equipos del equipo local de un total de 28, así como el maillot de primer castellano-leonés de Álvar Martín. Pero no hay que olvidar su 2º puesto en la general de jóvenes tras el americano Andrew August (Hot Tubes) y 2º español en la general individual, ni tampoco el 3º puesto en Sprints Especiales de Jorge García. Protagonismo indiscutible del equipo en todas las etapas y recompensa en distintas clasificaciones.