Hotel Ciudad de Burgos.

(Fotografía: Photo Gomez Sport)

Balance positivo para el Burgos BH en la primera etapa sobre suelo nacional de La Vuelta. Álava ofreció su lado más exigente y los morados supieron estar a la altura, con Okamika probando la escapada y Ezquerra quedándose cerca de los mejores.

Varios intentos de escapada en los primeros kilómetros hacían presagiar la pelea de coger la fuga. Lo intentó Jesús Ezquerra pero finalmente fue un grupo con Ander Okamika el que hizo camino en la parte inicial.

No superaron los tres minutos de diferencia y aún lejos de meta las malas sensaciones impidieron a Okamika mantenerse por delante. El grupo principal comenzó a seleccionarse y la carrera a endurecerse.

Muy bien colocado y consciente de la oportunidad de firmar un buen puesto, Jesús Ezquerra quiso meterse en la llegada y se quedó en los puestos de honor con una 15ª posición meritoria y trabajada.

Ander Okamika: “Era un día marcado, queríamos tener presencia en la fuga. Ha costado hacerse pero hemos podido estar. Desde el principio, no he encontrado mi golpe de pedal y aunque ha sido especial recibir el apoyo del público que me ha animado mucho. A recuperar y a buscar nuevas oportunidades”.

Mañana la quinta etapa entre Irún y Bilbao recorrerá toda la costa cantábrica, con su particular dureza, antes de un final con doble subida al Vivero antes de concluir en la capital vizcaína.

Hotel Ciudad de Burgos.