Objetivo cumplido para el Burgos BH en la segunda jornada de La Vuelta, con Jetse Bol dando presencia en la fuga de cinco ciclistas y peleando el maillot de la montaña. Finalmente consiguió el premio de la combatividad.

Foto: Photo Gomez Sport / Sprint Cycling Agency.

La primera etapa en línea de la prueba supuso un auténtico baño de masas para los ciclistas a lo largo de los 175 kilómetros de recorrido entre Hertogenbosch y Utrecht. El público arropó a los ciclistas con un gran ambiente en torno a La Vuelta. En lo deportivo, la escapada se formó rápidamente, con Jetse Bol filtrado en ese corte y cogiendo una diferencia superior a los 4 minutos.

Sin embargo, la presencia del viento y el complicado recorrido provocaron que el pelotón principal trabajase para dejar el corte casi sentenciado antes del paso de montaña. Con mucho esfuerzo, pudieron pasar los de delante en cabeza, aunque Jetse Bol no consiguió el codiciado maillot de mejor escalador. Su trabajo durante la jornada le permitió subir al pódium como vencedor de la combatividad.

Jetse Bol manifestaba que: “Ha habido entendimiento entre los fugados, pero había mucho nerviosismo en el pelotón y pasamos rápidamente de 5 minutos a 1 minuto de ventaja. A falta de 60 kilómetros de meta, estábamos neutralizados. Hemos podido pelear la montaña pero como había mucho público realmente no sabía cuánto faltaba y hemos esprintado hasta tres veces. Una pena no haberlo conseguido”.

Última de las jornadas del Burgos BH fuera de nuestras fronteras este domingo. 193 kilómetros con salida y llegada en Breda que volverán a tener el claro protagonismo del terreno llano y una probable llegada al sprint. Todo ello antes del traslado a Vitoria y primer día de descanso de esta Vuelta a España 2022.
Jetse Bol en el podio.- Foto: Photo Gomez Sport / Sprint Cycling Agency.