Declaraciones del entrenador del Burgos al término del partido en Albacete.

Julián Calero, entrenador del Burgos, valoraba el partido disputado por su equipo en el Estadio Carlos Belmonte en el que logró un punto tras empatar sin goles. “Hay que valorar en alta medida el punto conseguido ante un rival que considero va a realizar una buena temporada, es un equipo bien formado y que tiene buenos jugadores”, manifestaba Calero, quien añadió que “ellos han tenido más el dominio del balón, y nosotros algunas llegadas en la primera parte, y en la segunda tuvimos la contra de la expulsión de ellos, que hubiera sido la ocasión más clara del partido, pero al final nos ha costado ese último pase, aunque creo que hay más cosas positivas que negativas y hay que valorar el punto conseguido”.

Sobre la situación de Andy, el jugador lesionado en la primera parte, que fue sustituido en el descanso, Calero no ocultaba su preocupación: “Ha sido en la rodilla y ahora mismo nos preocupa bastante, veremos la resonancia que le harán el lunes, pero estamos preocupados porque algo es, tiene bastante dolor, el jugador dice que ha oído un chasquido en el momento de la lesión y vamos a tocar madera y esperar, pero estamos preocupados”.

Preguntado sobre cómo está gestionado la situación en la que le faltan jugadores ofensivos, el técnico del Burgos afirmó que: “ Lo estamos gestionando de la mejor manera que podemos, tenemos jugadores de ataque pero no tenemos un delantero de referencia todavía, y por lo tanto estamos usando las herramientas que tenemos de la mejor manera posible, también es verdad que en estos partidos de temporada los jugadores no llegan bien al final de los partidos, hay un cansancio acumulado, se ha notado después de la expulsión cuando podíamos haber intentado otras cosas, pero las fuerzas no daban para más, estamos un poco limitados ahí”.

Según Calero hay que valorar lo realizado hasta ahora, pero sobre todo advierte de que la temporada solo ha hecho que empezar: “Nos hubiera gustado sumar los tres puntos, pero les tengo que poder un diez a mis jugadores por el esfuerzo y el compañerismo, nos vamos con un punto, con la portería a cero, tenemos cuatro puntos y hay que seguir trabajando que quedan cuarenta kilómetros del maratón, estamos solo en el kilómetros dos.