El autor del gol del Burgos ante el Málaga, Juan Artola, destaca las sensaciones que vivió el domingo en El Plantío.

Juan Artola tras el partido del pasado domingo.- Foto: LaLiga

Juan Artola, el jugador del Burgos cedido por el Athletic de Bilbao, que marcó el gol de la victoria del equipo blanquinegro, el pasado domingo ante el Málaga, no oculta su satisfacción por lo vivido en El Plantío en el día de su debut con el equipo castellano: “Ha sido mi debut soñado en el fútbol profesional, , no puedo pedir más, tres puntos que se quedan aquí y he marcado un gol, no podía ser mejor.”

Artola dedicó el gol a Piné, el aficionado más carismático del Burgos, fallecido hace una semana. La dedicatoria, si había algún gol, estaba pactada por toda la plantilla: “Estaba hablado en el vestuario, el gol iba a ir para él, yo no tuve la suerte de conocerle, pero en el vestuario me habían hablado muy bien de él, que era el socio número uno y que seguía al equipo allí donde fuese, así que este gol va para él y sus familiares”.

El jugador también destaca la gran impresión que le produjo el ambiente en El Plantío y la gran afición que tiene el Burgos: “De la afición del Burgos me habían hablado, no lo había vivido desde dentro, sí que lo había sufrido, me habían hablado muy bien pero han superado las expectativas, es increíble como empuja la gente, celebran hasta un córner o una falta y eso ayuda un montón, porque te hace sacar fuerzas de donde no las hay.”

Y Artola lo tiene claro, considera que aunque el Burgos desplegó un buen juego en el primer partido de la temporada, se seguirán pidiendo nuevos refuerzos, pero asegura que en estos momentos ya hay un buen equipo para competir y triunfar: “Seguro que los refuerzos se siguen pidiendo, pero nosotros sabemos lo que hay, nos centramos en lo nuestro y sabemos que hay equipo de sobra para competir por lo que sea”.