La Arctic Race of Norway se convierte en la última prueba antes de disputar La Vuelta y llevará al equipo Burgos BH al país nórdico como ya hizo la pasada temporada para afrontar cuatro jornadas en línea.

Dos llegadas al esprint, un final en alto y el circuito final de Trondheim son el rápido resumen al recorrido que afrontarán los morados en Noruega. Una prueba que presentará un gran nivel y donde las opciones son variadas, tanto para los velocistas como para corredores potentes en las cuatro etapas. Motivados para poder lograr un buen resultado antes de la gran cita del año, el equipo llevará un bloque muy joven con hasta dos stagiaires.

Y es que será este el escenario en el que tanto Alejandro Franco como Miguel Ángel Fernández debutarán con los colores del Burgos BH. Anunciados hace unos días como stagiaires lo que resta de temporada, no han tardado en vestirse la equipación Finisseur y ser llamados para competir en esta prueba de gran nivel. Junto a ellos, disputarán la carrera Gabriel Muller, Ángel Madrazo, en burgalés Ángel Fuentes y el esprinter Mihkel Räim, que tendrá una bonita oportunidad.

Damien García: “Vamos a una carrera muy bonita, bastante dura y sobre todo por las condiciones meteorológicas, con agua y viento para contrastar además con lo que está siendo el resto de competición. Estoy muy contento de poder llevar a dos stagiaires que van a ayudar al equipo y a coger experiencia en una carrera de este nivel. Para las llegadas masivas trabajaremos con Ángel Fuentes y Mihkel Räim mientras que en la general nuestro hombre será Ángel Madrazo”.

La competición se solapará a la Volta a Portugal, que hoy afronta su jornada de descanso antes de volver a la carga este miércoles con una etapa de 165 kilómetros que llevará a los ciclistas al final en alto de Miranda do Corvo, el segundo de la carrera y que pondrá en liza de nuevo la clasificación general.