El club blanquiazul dispondrá para la próxima temporada de un presupuesto de 403.000 euros.

Un momento de la Asamblea de la Arandina.- Foto: Arandina CF

La Arandina va solventando sus problemas económicos gracias a la gestión de la actual Directiva que encabeza Virginia Martínez como actual presidenta. Es cierto que no logró todos los objetivos deportivos que se habían trazado para la pasada temporada, en la que no logró clasificarse para el playoff de ascenso, pero la situación económica ha mejorado ostensiblemente, para pasar del deficit al superavit y a disponer de un presupuesto esperanzador de cara a configurar una plantilla de jugadores competitiva para dar el salto de categoría.

La Arandina celebró el pasado miércoles su Asamblea General Ordinaria. En ella, la Junta Directiva presentó un superávit de  25.978 € en la temporada 21-22 y un presupuesto de 403.000€ para la nueva campaña.

A destacar el respaldo prácticamente unánime de los asistentes a la gestión de una Junta Directiva que ha adquirido experiencia, ha aprendido de sus errores y ha abierto su gestión a la incorporación de más colaboradores. El resultado habla por sí solo. En la temporada recién finalizada, el club redujo su deuda y logró un superávit de 25.978€. La austeridad que se marcó en el club para solventar una situación delicada, dio sus frutos y a pesar de ello, el equipo luchó por el playoff hasta la última jornada.

Esta mejora de la situación económica, unida a unas previsiones de ingresos más halagüeñas, han permitido incrementar el presupuesto para el nuevo ejercicio hasta los 403.000 €. Incremento que debe ayudar a dar un salto de calidad a la plantilla en un grupo que se presenta muy competitivo.

Además, durante el acto, los socios pudieron conocer las nuevas indumentarias que lucirán los futbolistas del primer equipo, así como aprobar los precios de la campaña de socios, cuyos detalles se difundirán en las redes sociales del club en los próximos días.

La modificación de los estatutos y del reglamento electoral, se aplazaron para una asamblea extraordinaria por consenso de todos los asistentes.