Hotel Ciudad de Burgos.

Un total de cinco días de competición, en cuatro carreras distintas. Ese es el balance con el que completará el Burgos BH su semana de regreso competitivo tras el parón para preparar esta segunda parte de la temporada.

Este sábado en San Sebastián se disputa la Klasikoa, cita WorldTour en la que el equipo compite como invitado frente a todas las escuadras del máximo nivel. Un escenario que permitirá comprobar el nivel de los ciclistas antes de Vuelta a Burgos y de La Vuelta, con mucha dureza en el recorrido que mantiene Jaizkibel y Erlaitz en la parte final junto a Murgil para decidir la competición.

Como viene siendo habitual, el Circuito de Getxo servirá de cierre y en este caso con innovación en su recorrido con motivo de la salida del Tour de Francia desde Bilbao en 2023. Seis vueltas al circuito con el Muro de Arkotxa y el Alto de Quirón, junto a las subidas de Vivero y Pike que romperán sobremanera el grupo principal antes de la llegada en subida a la localidad.

El conjunto morado apuesta por bloques competitivos en el objetivo de definir el ‘ocho’ de La Vuelta. Así, estarán en la línea de salida de la Klasikoa Óscar Cabedo, Adriá Moreno, Pelayo Sánchez, Ander Okamika, José Manuel Díaz, Daniel Navarro y Victor Langellotti. En Getxo, competirán Jetse Bol, Mario Aparicio, Juan Antonio López-Cózar, Alex Molenaar, Ángel Madrazo, Dani Navarro y Adriá Moreno.

Rubén Pérez: “Competir en una prueba WorldTour y más en España es algo especial. La afrontamos con ilusión, intentando dejarnos ver. Es difícil estar con los mejores pero no renunciamos y trabajaremos para conseguirlo. En cuanto al Circuito de Getxo, es una carrera que nos va muy bien, a nuestro nivel y creo que el circuito nuevo se nos adapta a la perfección. Espero que estemos en disposición de pelear la victoria”.

Hotel Ciudad de Burgos.