El entrenador del Burgos valora la buena pretemporada de su equipo teniendo en cuenta las carencias ofensivas que todavía existen en la plantilla.

Julián Calero dando instrucciones a algunos de sus jugadores.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

El entrenador del Burgos Julián Calero, valoró el triunfo del equipo blanquinegro ante el Real Oviedo en el partido amistoso disputada en Villaviciosa. El técnico destacó que: «Sabemos lo que somos y lo que tenemos que hacer en los partidos, tenemos confianza en lo que estamos haciendo y conseguimos que los rivales nos generen poco, tampoco es que tengamos que dar mucha importancia a resultados como este, pero cuando las cosas se hacen con orden y más o menos bien, siempre se logra que sigamos creyendo más en el camino que estamos recorriendo».

Julián Calero reconoce que ha habido cosas que le han gustado de su equipo en este partido frente al Oviedo: «Como la incorporación de Alex Bermejo, Borja también ha cumplido muy bien, los jugadores nuevos están aportando cosas, como Dani Barrio en la primera parte, y en general podemos decir que, como en la escuela, progresamos adecuadamente».

El técnico advierte de que el Burgos tiene sus propias señas de identidad, como equipo rocoso y difícil de batir y «son aspectos que no deben cambiar, porque nos va bien, nos ha permitido generar una personalidad propia y todo el mundo sabe a quien se enfrenta, nos van cogiendo respeto y lo que tenemos que hacer no es cambiar sino mejorar lo que sea mejorable».

Calero insiste en que los resultados en pretemporada no son determinantes, pero ganar ayuda a coger confianza: «A mi me gusta ganar, juegue a lo que juegue y no conozco a ningún jugador que no quiera ganar, lo único que no es productivo en estos casos son las lesiones, pero si se gana sin esos problemas y esto nos sirve para coger confianza, pues suma».

Aunque en estos momentos todos los jugadores de la plantilla están disponiendo de minutos, Calero ha anunciado que: «De cara a la próxima semana con los partidos en viernes y sábado, tendremos que acumular más minutos para un equipo el viernes y para otro el sábado, para irnos acercando a la exigencia real de la competición».

El entrenador del Burgos valoró el debut de Alex Bermejo de forma muy positiva: «Es un jugador ágil, dinámico, con pierna, corre, desborda… y solo lleva cuatro entrenamientos y hoy le hemos dado 45 minutos para intentar acelerar el proceso porque ha venido muy bien de forma y podía perfectamente jugar estos minutos, creo que ha aportado , ha ayudado mucho defensivamente, lo que me parece muy bueno y también ha tenido dos o tres acciones interesantes, ha participado también en el gol, estoy contento con él y con todo el grupo». Calero también tuvo palabras de elogio para el jugador López Pinto, cuyo destino inicial era el filial y que se está mostrando muy buenos valores para abrirse camino y llegar al primer equipo.