Un gol de penalti convertido por Mumo decantó un partido que estuvo muy igualado para el equipo blanquinegro.  

Foto: Real Oviedo

El Burgos CF consiguió la segunda victoria de pretemporada en Les Caleyes frente al Real Oviedo, en un partido donde ambos equipos fueron fieles a su estilo, con un cuadro blanquinegro bien plantado atrás, dejando la posesión de balón al rival y aprovechando sus escasas oportunidades. Mumo marcó de penalti el gol de la victoria a los 61 minutos, provocado tras una buena jugada entre líneas de Valcarce y Matos, que terminó con este derribado dentro del área.  A partir del gol, los de Julián Calero se basaron en defender el resultado, con un Real Oviedo que se fue al ataque con todos sus hombres pero que careció de pegada para empatar el choque. Una victoria que sirve para afianzar el estilo y la personalidad que tan buenos resultados dio la pasada campaña, y que supone un triunfo más en esta pretemporada a falta de efectivos en la zona de ataque, que continúa siendo el punto más débil de la plantilla burgalesa.

Valcarce con el balón .- Foto: Burgos CF

Los primeros minutos fueron con alternativas para ambos equipos, con un Burgos CF recio y bien asentado en la línea defensiva, que esperaba sin prisa su oportunidad con un juego más directo que el del Real Oviedo, que dio una versión más combinativa, basada en largas posesiones aunque carente de llegada al área burgalesa.  Tan solo un disparo alto desde fuera del área de Hugo Rama a los 17 minutos fue lo más interesante del primer cuarto de hora de partido.

Con el paso de los minutos, los dos equipos se soltaron más, dejando espacios en la zaga y llegando a portería contraria con más peligro. Saúl Berjón asistió a Artola y Javi López-Pinto aunque sin éxito, mientras que el Real Oviedo tuvo mucho más cerca el primer tanto del encuentro con un disparo colocado de Hugo Rama que repelió en el palo.

Hugo Rama fue el jugador diferencial del cuadro azulón .- Foto: Real Oviedo

Pese a todo, no abundaron las ocasiones en Municipal Les Caleyes, en un partido donde el cuadro blanquinegro estuvo falto de mordiente en ataque, atascado cada vez que sobrepasaba la línea de medio campo. Por su parte, el conjunto carbayón tuvo más confianza en su juego, mejor asentado en el terreno de juego y ofreciendo pequeños destellos que generaban algún que otro susto a la portería de Dani Barrio.

En resumen, una primera mitad donde tanto el Burgos CF como el Real Oviedo fueron fieles a su estilo, con unas señas de identidad propias y muy similares a las de la pasada temporada.

Elgezabal intenta hacerse con el esférico .- Foto: Real Oviedo

En la segunda mitad, ambos equipos renovaron sus once jugadores iniciales, aunque esto apenas hizo variar el rumbo de partido. La primera impresión del Burgos CF al comienzo de la segunda mitad fue la de un equipo muy estático, atascado, con varias imprecisiones ante un Real Oviedo que también bajó el ritmo y perdió frescura por las bandas.

El encuentro estaba en un punto espeso, donde a los dos equipos les costaba mucho llegar con peligro, ofreciendo pequeños destellos a balón parado que no tenían efecto. Sin embargo, todo cambió a los 61 minutos, cuando una buena pared entre Valcarce y Matos terminaba con el jugador blanquinegro tendido sobre el césped dentro del área. El colegiado señaló penalti que se encargó de trasformar Mumo desde los 11 metros, engañando al guardameta Tomeu Nadal. Era el 0-1.

Mumo establece el 0-1 de penalti ante el Real Oviedo .- Comentarios: Jorge Navarro y Paco Peñacoba
Matos en acción defensiva .- Foto: Real Oviedo

Tras el gol, el Burgos CF continuó con el mismo plan de juego, dejando la posesión del balón a un Real Oviedo que estiró líneas y sumó efectivos a la zona de ataque. La oportunidad más clara para los de Jon Pérez Bolo estuvo en botas de Llambrich, que dispuso de un mano a mano que supo tapar José Caro con el cuerpo.

En los minutos finales, el conjunto burgalés basó su juego en mantener el resultado, bien junto, serio y replegado en línea defensiva, mientras que el Real Oviedo lo intentó hasta el final con todos sus hombres por medio de pases filtrados entre líneas que no fueron lo suficientemente precisos. Fue un monólogo oviedista, con todo el Burgos CF metido atrás para aguantar lo que terminó siendo la segunda victoria de pretemporada para el equipo de Julián Calero.

FICHA TÉCNICA:

Burgos CF: Dani Barrio, Borja González, Zabaco, Elgezabal, Fran García, Atienza, Raúl Navarro, López Pinto, Pablo Valcarce, Saúl Berjón y Artola. También jugaron Caro, Córdoba, Grego Sierra, Matos, Serrano, Andy, Mumo, Bermejo, Pol Bassa y Del Cerro.

Real Oviedo: Tomeu, Lucas, Luengo, Dani Calvo, Aceves, Jimmy, Javi Mier, Viti, Marcelo, Hugo Rama y Obeng. También jugaron Llambrich, Sangalli, Jirka, Cardero, Lucas Laso, Mangel, Jorge Mier, Bretones, Moreno, Borja Sánchez y Sergi Enrich.

Árbitro: Ruiz Álvarez (comité asturiano).

Goles: 0-1 Mumo (pen. Min. 61)

Incidencias: Tercer amistoso de pretemporada disputado en el Campo Municipal de Les Caleyes de Villaviciosa, entre el Burgos CF y el Real Oviedo, ante una asistencia de 1.500 espectadores.