El campeonato provincial de pasabolo se celebró en la remozada bolera de Castrillo del Val. El año pasado se hicieron algunas reformas y para ver el resultado se disputó el campeonato de pasabolo con unos buenos resultados, casi impensable hasta ahora.

Cada participante representando su club correspondiente tiraría primeramente seis bolas en tandas de dos y posteriormente otras cuatro también en tandas de dos. Los 6 jugadores con más saltes pasarían a la final primando en caso de empate los trinquetes y por último los bolos conseguidos.

De los cinco participantes de la primera tanda, tres consiguieron 7 saltes o más, lo que daba una muestra de que el corte iba a estar como mínimo en esos 7 saltes. Miguel Ángel Maté hizo 8 y Jesús Manuel Gutiérrez y Gabriel Gutiérrez sumaron 7.

En la segunda tanda otros 7 saltes realizó Miguel del Pino que le situaban en tercera posición de momento pero con mucho por jugar. Fidel Mata y Moisés Castañeda se quedaban con 6 a expensas del resto de jugadores.

En la tercera tanda se destacó Félix Vicario que en su primera bola hizo 50 bolos pero luego logró 9 saltes seguidos que le ponían en cabeza. En la cuarta tanda Raúl Hernando lograba 6 saltes con 138 bolos que le dejaban al límite como el sexto jugador en asar a la final.

En la quinta tanda Diego Santamaría y Juanjo Martínez, ambos de Villariezo, tenían 5 saltes en las seis primeras bolas con claras opciones, pero incomprensiblemente erraron en el resto y con 6 saltes cada uno quedaban eliminados. Y los últimos en tirar eran los jugadores del club del Plantío de Burgos que n estuvieron acertados salvo Diego Alegre, que falló las bolas tercera y cuarta, saltando el resto colocándose en tercera posición con 8 saltes y 132 bolos, a dos del segundo.

En la final se sumaban las puntuaciones obtenidas, así que salvo error de los primeros clasificados, el resto poco podían hacer. Cada jugador tiraría dos bolas como hemos dicho anteriormente hasta completar otras diez. Félix estaba en cabeza con 9 saltes, Miguel Ángel y Diego tenían 8 y con 7 estaban Gabriel, Miguel del Pino y Jesús Manuel.

Precisamente éste no consiguió saltar ninguna de las dos primeras quedando casi sin opciones, mientras que Gabi falló otra quedando también rezagado. El siguiente en bajar del carro de cabeza fue Diego, en tanto que Miguel Ángel perdía una bola y el salte que tenía de ventaja.

De esta forma, tanto Miguel del Pino como Félix Vicario estaban realizando una segunda ronda perfecta, sin fallos, pero con dos saltes de ventaja para Félix. Hasta la octava bola no hubo un fallo de éstos pinchando Félix con 21 bolos, poniendo emoción.

A falta de dos bolas, Miguel estaba a un salte de diferencia, Saltó la primera y en la segunda una calva dejaba en bandeja el triunfo a Félix, que con un salte más sería campeón. Y no hubo dudas al saltar las dos bolas proclamándose campeón en una gran y emocionante final.

La clasificación final fue la siguiente:

1º Félix Vicario de Hontoria de la Cantera con 18 saltes y 99 bolos.

2º Miguel del Pino de Cubillo del Campo con 16 saltes y 145 bolos.

3º Miguel Ángel Maté de Castrillo del Val con 15 saltes y 323 bolos.

4º Gabriel Gutiérrez de Castrillo del Val con 15 saltes y 249 bolos.

5º Diego Alegre del Plantío con 11 saltes, 1 trinquete y 312 bolos.

6º Jesús Manuel Gutiérrez de Villacienzo con 11 saltes y 267 bolos.