El guardameta francés se lesionó al intentar detener un penalti en Medina de Pomar y tras ser atendido deberá esperar la evolución de su dolencia y el diagnóstico definitivo.

Loïc Badiashile. Foto: BurgosCF

El Burgos había empatado a un gol en el campo del Jesús María Pereda, de Medina de Pomar, ante el Alavés, en un aceptable primer partido de pretemporada. El Trofeo Ciudad de Medina de Pomar estaba en tablas y había que decidirlo a los penaltis. El guardameta del Burgos durante todo en segundo tiempo fue Loïc Badiashile, una de la recientes incorporaciones del Burgos para la próxima temporada.

Era el primer penalti que lanzaba el Alavés, con anterioridad Malbasic había fallado su lanzamiento, y ahora le tocaba a Loïc Badiashile intentar detener el primer lanzamiento del equipo vasco. El balón fue hacia la izquierda y Loïc Badiashile se lanzó a la derecha. La pelota entró en la portería burgalesa, pero eso era lo menos importante porque lo que llamó la atención de todos, fue el grito de dolor del guardameta del Burgos que quedó tendido en el suelo.

Tanto el médico del Burgos, como sus compañeros fueron rápidamente a atenderle, así como los servicios médicos presentes en el campo, con una ambulancia medicalizada. Pronto pudo saberse que el guardameta tenía el hombro izquierdo dislocado, fuera de su posición, lo que le producía fuertes dolores y era necesario colocárselo cuanto antes. Para ello se habilitó el vestuario del Burgos, por lo que los jugadores del Burgos se quedaron en el terreno de juego tras finalizar el partido con su tanda de penaltis, a la espera de la intervención a su compañero.

Tras ser atendido, Loïc Badiashile, fue trasladado en la ambulancia medicalizada al Centro de Salud de Villarcayo, donde fue de nuevo asistido con éxito, el hombro en su sitio, y posterior recuperación ya en su domicilio, a la espera de la evolución de la lesión. Lo de menos era ya, que el Burgos hubiera perdido en los penaltis, la preocupación se centraba en el joven guardameta francés.

El entrenador del Burgos, Julián Calero, no ocultaba su disgusto por esta lesión que enturbiaba la satisfacción por el partido realizado ante el Alavés: «No sabemos el tiempo que tendrá que estar de baja, me voy disgustado por esta lesión, ya que además Loïc estaba entrenando muy bien, ofreciendo un nivel altísimo y estamos muy contentos de su rendimiento».