El entrenador del Burgos, Julián Calero, ofrece su primera rueda de prensa de pretemporada, cargado de ilusión, optimismo y trabajo ante el nuevo reto de conseguir asentar al club en el fútbol profesional.

Julián Calero durante la rueda de prensa.- Foto: Burgosdeporte

Vuelta al trabajo y a los entrenamientos. El Burgos de la temporada 2022-23 se está configurando en medio de un tiempo de fichajes, incorporaciones y bajas. El técnico del equipo blanquinegro, Julián Calero, ha ofrecido este viernes su primera rueda de prensa de la pretemporada, en la que ha expresado su opinión sobre el momento que se vive en el club, frenético, con entradas y salidas, con muchas gestiones y mucho trabajo por delante. Aunque reconoce las dificultades que entraña la nueva temporada, Calero se ha mostrado optimista para hacer un equipo reconocible y con los valores que ya mostró la pasada temporada, un equipo que todavía no está completo ni cuajado de forma, con la puerta abierta a la continuidad de jugadores como Juanma o Alfonso Herrero, pese a que en estos momentos están fuera y con el objetivo claro de consolidar al club en el fútbol profesional en esta segunda temporada, que será complicada y dura.

MUCHO TRABAJO POR DELANTE

Julián Calero ha destacado la buenas sensaciones de los jugadores, que de momento conforman la plantilla: “No estamos todos, porque falta gente por incorporar y eso hace que los entrenamientos no sean tan reales como habitualmente deben ser, además nos estamos adaptando a las nuevas instalaciones de La Deportiva, pero veo a la gente con muchas ganas, con mucha ilusión y han venido muy bien de forma aunque nos espera una pretemporada de mucho trabajo y mucho esfuerzo”

Calero considera que el objetivo principal de esta temporada debe ser “asentar al Burgos en la categoría con el trabajo que ya comenzamos la pasada temporada y que debemos continuar, para consolidar al Club en el fútbol profesional.” Según el técnico ir más allá de este objetivo y plantar otros de cara a una tercera temporada es prematuro y disparatado: “Vamos a planificar este temporada que ya es suficiente, pensar en otro objetivo y mucho menos en la temporada siguiente es imposible.”

UN BURGOS QUE MANTIENE SUS VALORES

Además el entrenador del Burgos anunció que que busca un equipo que mantenga los valores y la forma de juego de la pasada temporada: “Nos centramos en una idea más que un sistema de juego determinado, y buscamos el tipo de jugadores que consideramos encajan en esa idea, que se adapten a ella, pero debe ser un equipo que cumpla con el modelo de ser fuerte, competitivo, solidario, manteniendo nuestro poderío defensivo, que es lo que nos ha hecho fuertes la pasada temporada.”

LAS NUEVAS INCORPORACIONES

Calero ha valorado las nuevas incorporaciones, tanto la del último fichaje, Atienza, como la cesión de Artola. Sobre Miguel Atienza considera que: “Es un jugador que veníamos siguiendo, que nos interesa porque puede venirnos muy bien para reforzar el centro del campo, rs un jugador que buscábamos y estamos muy contentos con su incorporación”.

Y sobre Juan Artola, jugador cedido del Athletic, Calero destaca que: “Nos va a venir muy bien, ya he hablado con él y llega con mucha ilusión a Burgos, sabe que le vamos a exigir mucho pero también le daremos todo lo que podamos”. El entrenador no descarta nuevas incorporaciones en calidad de cedidos aunque advierte que no es bueno tener muchos jugadores en esas circunstancias: “La UEFA ha establecido limitaciones, porque es normal hacerlo, ya que se corre el riesgo de que los grandes clubes lo tengan todo y los demás no tengan nada y siempre dependan de otros. Las cesiones están bien pero a los clubes como el Burgos les interesa tener jugadores en propiedad, que sepan a que pertenecen a este equipo y de estos colores y si leva bien al equipo a ellos también y si no va bien, también les repercute, en el caso de los jugadores cedidos, saben que que se van a ir y que tienen otro club del que dependen”.

PUERTA ABIERTA PARA JUANMA Y ALFONSO HERRERO

El entrenador del Burgos también aseguró que la puerta está abierta todavía para jugadores que no han decidido su futuro, como Rubio, Juanma o Alfonso Herrero: “No hemos cerrado la puerta a nadie, pero de momento no ha habido respuesta a la oferta que les hizo el Club, que está en base a lo que se puede ofrecer con el límite salarial que tenemos, por lo tanto no depende ya de mi, sino de las negociaciones que pueda haber al respecto.”

LLAMADA A LA AFICIÓN

Julián Calero también hace una llamada a la afición para llegar a los 10.000 abonados, que es el objetivo del Club: “Que sepan que les necesitamos, que sin ellos no tenemos nada que hacer, son imprescindibles, y no se van a arrepentir, porque pueden tener la seguridad de que se van a encontrar con un equipo y una plantilla que lo dará todo en el campo para conseguir los mejores resultados, les esperamos a todos”.