El tradicional campeonato de bolos de San Pedro se ha vuelto a celebrar después de dos años de pandemia, hecho éste que ha propiciado algunos cambios en su desarrollo.

Hasta el año 2019 se enfrentaban dos equipos de Burgos y dos de Vitoria en lo que era una jornada de convivencia entre jugadores de ambas ciudades, todos ellos de origen burgalés. Pero la pandemia ha provocado que el club Virgen Blanca de Vitoria haya disminuido su actividad y previo aviso, rechazaron la invitación, por lo que el Club de bolos del Plantío hizo un campeonato del estilo pero con jugadores del club.

Los participantes tiraron una ronda clasificatoria en la que los 16 mejores jugadores tomarían parte en el torneo. Estos formarían equipos de 4 jugadores cada uno, Los cuatro primeros clasificados el equipo nº 1, los cuatro siguientes el número 2, del 9º al 12º el número 3 y los jugadores del puesto 13 al 16 formarían el equipo número 4.

En primer lugar jugarían los equipos 1 contra el 4 y posteriormente el 2 contra el 3. Los vencedores conseguirían el paso a la final. Para ello se sumaban todos los bolos conseguidos en total por cada equipo. Para el jugador que conseguiría la mejor tirada, sería el trofeo pichichi.

Así las cosas comenzaba jugando a la mano el equipo número compuesto por Enrique Santidrián, Fernando Ortega, Miguel del Hoyo y Máximo Mata, que como ya dijimos fueron los mejores en la clasificación. Y lo hicieron bastante bien al sumar 221 bolos, colaborando Fernando con dos plenos y sumar 80 bolos. Sus rivales se quedaron con 179, por lo que empezaron con una buena diferencia.

Al castro mano las cosas estuvieron más igualadas y 3 bolos permitieron al primer equipo aumentar un poquito su ventaja, 124 por 121, a pesar de los 60 bolos de Maxi. Parecido ocurrió en el juego de la diabla, pero esta vez el equipo número 4 se impuso por un ajustado marcador de 173 a 165 bolos, con pleno de Domingo Revilla (80 bolos). Y al castro diabla nuevamente los primeros consiguieron una gran ventaja al sumar 150 bolos por los 91 de sus rivales con otros 50 de Fernando que fue el mejor al dentro con 211 bolos quedando en buena disposición para llevarse el pichichi.

Sin embargo, a pasabolo se dio la vuelta a la tortilla y del primer equipo solo Maxi mantuvo el tipo con 83 bolos, pinchando todos sus compañeros para sumar unos escasos 145 bolos.

No desaprovecharon el regalo los contrarios y con un solo fallo sumaron 325 bolos que les daría el pase a la final con un total de 889 bolos contra 815 de los principales favoritos. Además fue Domingo Revilla el mejor de todos con 279 bolos con opciones al trofeo individual. Junto a este, formaban el equipo Ángel Ordóñez, Fidel Mata y Fidel Burgos.

En la segunda eliminatoria, comenzaba jugando el equipo número 2, compuesto por Ricardo Barbero, Áureo José Iturbe, Alberto Miñón y David López. Consiguieron 161 bolos con pleno de Alberto, pero fueron superados por los 180 del equipo nº 3 con otro pleno para Félix Vicario. Al castro mano se repitió el resultado, aunque más ajustado (111 – 100) con 60 de Gonzalo González.

Aquí fue la diabla el juego casi definitivo al conseguir el equipo nº3 210 bolos y sus rivales tan solo 70 con nuevo pleno para Félix. No fueron mejores al castro diabla, pero una exigua diferencia de 7 bolos dejaba en franquicia el pase al número 3. A pasabolo muy buena actuación del equipo 2 con 353 bolos para totalizar 803, pero la desventaja que tenían era muy grande y pese a los 308 del equipo 3, el pase fue para éstos con 921 bolos.

Tan solo tuvieron un fallo, aunque con consecuencias para Félix Vicario, pues perdió el pichichi por ese error, quedándose con 245 bolos. El equipo estaba compuesto por Isidro Villalaín, Gonzalo V. González, Pablo Bercedo y el propio Félix Vicario.

En la final fue el equipo 4 el que comenzó logrando 160 bolos siendo mejorados por los 200 del equipo 3 con pleno de Gonzalo. También fueron mejores al castro mano con 118 bolos ante los 71 de los adversarios. A la diabla sumaron unos discretos 108 bolos que no fueron aprovechados con 97 de los rivales.

Sí lo hicieron al castro diabla al superar el equipo número 2 con 140 bolos los 102 que habían conseguido los primeros. La ventaja que tenían y no cometer errores de bulto a pasabolo (314 – 253) permitió al equipo número 3 conseguir la victoria absoluta con 842 bolos. Los subcampeones sumaron 731 en total.

Los resultados fueron los siguientes:

SEMIFINALES

Equipo número 1 (Enrique Santidrián, Fernando Ortega, Miguel del Hoyo y Máximo Mata) 815 bolos | Equipo número 4 (Domingo Revilla, Ángel Ordóñez, Fidel Mata y Fidel Burgos) 889 bolos

Equipo número 2 (Ricardo Barbero, Áureo José Iturbe, Alberto Miñón y David López)           803 bolos | Equipo número 3 (Isidro Villalaín, Gonzalo V. González, Pablo Bercedo y Félix Vicario) 921 bolos

FINAL

Equipo número 3……………………………….842 bolos

Equipo número 4……………………………….731 bolos

TROFEO PICHICHI: Domingo Revilla de Castrillo del Val con 279 bolos