La tiradora del Esgrima Cid Campeador Begoña Garrido participará en la Copa del Mundo de Varsovia (Polonia) en las tres modalidades de la esgrima, a nivel individual (espada, sable y florete).

Aquí empieza su andadura para buscar los puntos y llegar a su sueño de competir en 2024. Lo tiene difícil, ya que necesita estar en el ranking mundial entre las ocho mejores de Europa y si puede conseguir una medalla a partir de esta cita internacional las puertas se empezarán a abrir.

Su maestro está impartiendo un duro entrenamiento y quiere sacar lo mejor de ella. Ya sabe a lo que se enfrenta y dependiendo de los resultados se empezarán a vislumbrar sus posibles opciones.

El jueves empieza con el sable, viernes florete y sábado espada. Su posición en el ranking internacional es la veinte en espada, veinticinco en sable y la cuarenta y uno en florete. Las oportunidades de conseguir su sueño son cuatro: Varsovia (Polonia) Pisa (Italia), Eger (Hungría), y el Campeonato de Europa en Varsovia (Polonia).

Centro de referencia estatal de atención a personas con enfermedades raras

La mañana del martes en el Esgrima Cid Campeador estuvo dedicada a las personas de enfermedades raras y a sus familias, los entrenamientos se desplazan para ofrecerles un día diferente y especial, algo que nunca habían tenido.

Roberto Codón se desplaza con los alumnos: Begoña Garrido y Gadea Páramo, el objetivo es que sea una experiencia positiva y poderla ampliar a más sectores. Durante tres horas estarán pendientes de ellos, mostrando y enseñando las tres modalidades. Esta experiencia es pionera en nuestra ciudad y pretende asentarse y hacerse permanente.

Consolidado el grupo de refugiados ucranianos en la esgrima del Cid

Los refugiados ucranianos en Burgos han encontrado en el club de esgrima un lugar donde sonreír a la vez que entrenan, conocer un deporte desconocido para muchos de ellos, poder mejorar su español y tener una interrelación con los alumnos locales, en definitiva, todo es positivo.

Tienen todo gratuito, y son considerados como todos los alumnos, las madres y los hijos han encontrado de nuevo la sonrisa a través del deporte. Para el club, esto no ha hecho más que empezar y sigue trabajando intensamente en ofrecerles tanto a los que están en Burgos como los que todavía no han salido de su país a la espera de poder ser recibidos.

La federación regional está velando por ellos y poderles dirigir a los clubes de la comunidad cumpliendo así con el compromiso adquirido y mientras tanto la esgrima del Cid Campeador continuará acogiéndoles y cuidándoles.