Marcos Martínez asume el cargo de Director Técnico del Club Balonmano Burgos a partir ahora, lo que supone un paso adelante para la estructura de la entidad que se verá reforzada con una figura imprescindible para la gestión de los recursos humanos y materiales de la Academia, así como del filial y el senior femenino.

El Club Balonmano Burgos incorpora un puesto necesario dentro de su organigrama con un hombre de la casa que es, además, un referente dentro del balonmano de Castilla y León.

Martínez, hasta ahora entrenador del segundo equipo rojinegro, se encargará desde este momento de gestionar los recursos humanos dentro del engranaje deportivo del club, a excepción del primer equipo, de modo que coordinará a entrenadores y oficiales de la Academia y equipos senior femenino y filial masculino.

También gestionará los medios materiales de todos ellos y seguirá asumiendo su rol de entrenador en el club y en la competición escolar, la cual también estará bajo su supervisión. El club cidiano, con la creación de esta figura, quiere seguir solidificando sus bases para sostener el crecimiento de la entidad de cara al futuro.

La trayectoria de Marcos Martínez

Marcos Martínez (León, 1987) acumula una trayectoria y un palmarés envidiables. Su bagaje comienza en la temporada 2012/2013 como segundo entrenador del Cleba, en su ciudad natal, en la máxima categoría femenina, año en el que gana el campeonato de España con el Cleba León.

La campaña siguiente se haría con los mandos del ULE Ademar, de Primera Nacional, y también se proclama Campeón de España con la Universidad de León en los Campeonatos Universitarios. El curso posterior dirige al Juvenil A del cuadro ademarista, con el que gana el campeonato de Castilla y León y el bronce en el de España.

Tras pasar por las categorías inferiores de Soria, en la temporada 2016/2017 llega a Burgos para ponerse a los mandos del primer equipo cidiano, entonces en Segunda división (territorial), con el que concluye segundo en la liga y con el que disputa la fase de ascenso a Primera. Desde hace dos años es el entrenador del UBU ParqueNorte, segundo equipo del Balonmano Burgos, y de dos equipos alevines de la SAFA.

Además, ha formado parte desde 2012 en la estructura de las selecciones territoriales de Castilla y León, donde acumula una plata con el cadete masculino en 2018 en Galicia, un oro cadete masculino en Valladolid en 2019 y otra plata este año en el CESA disputado en Murcia. También acaba de recibir la insignia de plata de la federación territorial, que se suma a la de bronce que ya tenía.