Se celebra en Burgos el próximo viernes.

Un momento de la Asamblea celebrada en Valladolid

La Federación de Baloncesto de Castilla y León ha celebrado Asamblea General en Valladolid después de dos años sin poderlo hacer debido a la pandemia. La bienvenida a los asistentes corrió a cargo de Jorge Garbajosa, presidente de la Federación Española de Baloncesto y de Enrique Sánchez Guijo, Director General de Deportes de la Junta de Castilla y León quienes, ante la imposibilidad de estar presencialmente se dirigieron a los asambleístas a través de un video previamente grabado para la ocasión. 

En la misma hubo algunos aspectos relacionados con Burgos. El primero es el cambio de domicilio social, que se aprobó en la Asamblea Extraordinaria que precedió a la Asamblea General. A partir de ahora el domicilio social de la Federación Territorial de Baloncesto deja de estar en Burgos a ubicarse en la sede de la Federación en Valladolid, situada en Plaza de México, nº 1. 

Otro detalle importante es el homenaje que recibirá el burgalés, Carlos Sáiz, presidente de la Federación y fallecido en 2020 durante la pandemia, en la Gala del Baloncesto de Castilla y León en Burgos, que se celebrará en Burgos el próximo viernes.

Tanto el cierre del ejercicio 2021, con un resultado positivo de 3.402,57 €, como el presupuesto para el ejercicio en curso de 1.961.000 € se aprobaron por unanimidad. Y para este año 2022 se ha aprobado el mayor presupuesto de la historia de la Federación de Baloncesto de Castilla y León, fruto, en parte, a la ejecución de cerca de 200.000 € en este ejercicio del Proyecto de Digitalización 2021-2023 subvencionado por la Junta de Castilla y León. 

También se aprobaron por unanimidad la memoria de actividades, el reglamento disciplinario, las bases de competición y el Reglamento General y de Competiciones que regirá durante la próxima temporada, así como la composición de los Comités de Competición y Apelación. 

Hasta el 15 de julio está abierto el plazo de inscripción para competiciones de ámbito autonómico donde la Federación espera mantener la tónica de ligero ascenso en equipos participantes que se viene experimentando en los últimos años.