Se impone a su hermano Maxi en una competición disputada en la bolera de El Plantío.

Finalistas del torneo. En la parte de atrás Raúl, Fede, Fidel, Félix y Alejandro Santidrián y en la parte delantera, Maxi, Alejandro, Moisés y Gonzalo.

En la bolera del club del Plantío ha tenido lugar una nueva edición del torneo del dentro. Debido a la pandemia, la temporada comenzó con retraso, lo que está provocando que el ajuste del calendario haga que los campeonatos vayan más seguidos de lo normal. Lo mejor de todo es que se está jugando a niveles del 2019, ante de la pandemia. En este campeonato se clasifican los 9 mejores después de una clasificación en la que cada jugador dispone de dos bolas a cada juego, ocho en total.

En la primera tanda, comenzando al juego de la mano, Máximo Mata fue el que tuvo un mejor comienzo con 60 bolos en sus dos bolas seguido de Federico Santamaría con 50. Alejandro Santidrián fue el más destacado al castro mano con 40 bolos que le dejaban en buena posición. Nuevo golpe de efecto de Maxi a la diabla con un pleno que le sumaban otros 80 bolos más, colocándose en cabeza con mucha diferencia, mientras que al castro diabla, Fede con 30 bolos fue el mejor situándose en segunda posición provisional.

 En la segunda tanda el comienzo fue más flojo, con Fidel Burgos y Alejandro Mata como mejores con 31 bolos. Tampoco lo hicieron mejor al castro mano siendo Fidel el más destacado con 24 bolos.Y a los juegos de diabla y castro diabla fue de nuevo Alejandro Mata el mejor con 40 bolos en cada juego que le permitirían pasar a la segunda fase con 127 bolos en su haber, a 3 de Federico Santamaría que tenía 130 y de Máximo Mata con 182. Las dos posiciones restantes fueron para Alejandro Santidrián con 120 y Moisés Castañeda con 114, jugador que tuvo que desempatar con Raúl Pérez para conseguir el pase de ronda. Se sorteó un juego, saliendo el de la diabla, resultando vencedor Moisés al lograr 60 bolos y no pudiendo superar Raúl.

En esta segunda ronda se suman los de la primera y los dos mejores jugarían la definitiva final. Moisés comenzó fuerte con 60 bolos y Alejandro Mata con 50, restaron bastantes bolos a Maxi que se quedó en 14. Alejandro poco a poco fue minando la diferencia respecto a Maxi, siendo el mejor en los restantes juegos. La lucha por el pase a la final fue cosa de tres, si bien Alejandro se anticipó a sus rivales y consiguió uno de los puestos. Al final, las jugadas de la primera fase resultaron decisivas y fue Maxi el que dejó fuera a Moisés por 6 bolos.

 La final la iban a jugar dos hermanos, Alejandro con 269 bolos y Maxi con 252. También su sumarían los bolos en total, estando a priori igualada la final. Buen comienzo de Alejandro que aumentaría la ventaja a la mano al lograr un 40 en una bola que le daba 30 bolos más de ventaja. Y al castro mano dio un golpe definitivo con otro 40  que le daba 83 bolos casi definitivos de ventaja. La sentencia llegó a la diabla con 60 bolos por los 40 de su hermano que ya eran imposibles de remontar. Así las cosas, Alejandro resultó vencedor en una emocionante final con 459 bolos por los 356 de Maxi, que se vino abajo en la segunda ronda perdiendo la buena ventaja adquirida tras un buen comienzo.

 La clasificación final fue la siguiente:

1º  Alejandro Mata de Villamudria con 459 bolos

2º Máximo Mata de Villamudria con 356 bolos

3º Moisés Castañeda de Sotragero con 246 bolos

4º Federico Santamaría de Villariezo con 230 bolos

5º Alejandro Santidrián de Cuevas de San Clemente con 183 bolos

6º Raúl Pérez de Villariezo con 114 bolos

7º Fidel Burgos de Rupelo con 93 bolos

8º Gonzalo Vidal González de Rubena con 91 bolos

9º Félix Vicario de Hintoria de la Cantera con 82 bolos