El esgrimista de Lerma, Miguel Ángel Chuzón, progresa adecuadamente y ha conseguido una decimonovena posición en el Campeonato de España Senior que se ha celebrado en Valencia.

El cidiano tiene ante sí una prometedora carrera deportiva. Basta con mirar un año atrás para ver su proyección, la pasada temporada no entró en los cuadros de dieciséis, este año lo hizo en dos ocasiones.

En los Campeonatos de España Senior se mantiene en el mismo cuadro, pero mejorando del puesto 26 al 19. Se ha mantenido en el ranking júnior entre los cuatro primeros.

En las preliminares conseguía tres victorias y dos fallos por la mínima que le colocaron en el puesto dieciocho de los cincuenta y cuatro participantes. Este resultado le hizo pasar exento el cuadro de eliminación de 64.

En el cuadro de 32 se enfrentó a Juan Pedro Romero del Club de Pozuelo, un tirador muy potente y de momento superior al joven Chuzón que intentó todo lo posible y al final pudo terminar 15/7.

El camino hacia las medallas en senior será duro, pero con perseverancia y trabajo quizá se pueda conseguir. Su juventud está a su favor y tiene que quemar sus etapas de formación de forma controlada.

El próximo año comenzará el ranking júnior con el número uno e intentará que lleguen los triunfos en la categoría.

Marta Sánchez-Emden, subcampeona en Miami

La alumna veterana Marta Sánchez-Emden sigue su camino hacia el mundial, donde se encontrará con su maestro. Ya tiene su clasificación con la plata conseguida y en esta ocasión tuvo una doble participación, primero en senior donde consiguió una meritoria séptima plaza a dos puntos de entrar en metales.

Ya en su categoría estaba decidida a entrar en los metales para asegurar su clasificación y no dejó escapar esta oportunidad. El objetivo está conseguido; ahora, le tocará seguir preparándose en las próximas competiciones para llegar en las mejores condiciones.

La esgrima continúa en verano

El club cidiano no cierra sus puertas durante el verano y ampliará el horario para dar cabida a los campamentos, a los refugiados de Ucrania, a las nuevas incorporaciones y a la tecnificación de los alumnos que se quedan en la ciudad esperando a sus vacaciones.