(Fotografía: CB Tizona)

El pívot Garmine Kande seguirá una temporada más en el Tizona Universidad de Burgos. El congoleño quiere seguir creciendo junto al club del Arlanzón y la parroquia azulona podrá seguir disfrutando de sus mates.

Kande promedió cinco puntos por partido la pasada temporada en una línea de trabajo muy ascendente que le llevó a ser parte fundamental en el quinteto inicial en la segunda parte de la liga regular.

El pívot también promedió cinco rebotes por partido, llegando a los 6,5 en el play off donde llegó también a conseguir 10 créditos de valoración de media en los dos encuentros ante el filial del Valencia Basket.

Esa línea de trabajo ascendente ha sido la clave para que el pívot siga en El Plantío. Diego Ocampo compartió con el jugador su intención de que continuara en el nuevo proyecto y Garmine no dudó en continuar: “Me encanta la consideración que ha tenido todo el mundo conmigo”.

“Estoy muy contento de seguir con el club la próxima temporada”, apunta Kande. “El club tiene como objetivo el ascenso”, explica el pívot que se marca como objetivo personal “alcanzar el nivel más alto posible”. En cuanto al ambiente y el cariño recibido por la afición, el jugador se muestra agradecido y añade que seguirá “trabajando con mi club, el Tizona”.