(Fotografía: Balonmano Burgos)

El chileno ha convencido a la dirección técnica del UBU San Pablo y será el compañero de posición de Ibrahim Moral la próxima temporada

Felipe García completa la portería del UBU San Pablo para la temporada 2022/2023. El internacional chileno se convierte así en el noveno jugador confirmado para el próximo curso tras el fichaje de Adama Sako y las siete renovaciones anunciadas.

El jugador de 29 años llegó el pasado 2 de abril a la ciudad del Arlanzón para suplir de urgencia la baja de Mile Mijuskovic, quien fichó por Torrelavega tras pagar la cláusula de rescisión, y en esos dos meses han sido suficientes para convencer a los técnicos del bloque burgalés que no han dudado en incorporarle al nuevo proyecto.

No en vano, en su periplo burgalés en el pasado curso tuvo tiempo, incluso, de hacerse con un MVP tras el encuentro del pasado 24 de abril ante el Trops Málaga, en el que el bloque cidiano venció por 36-23.

Así, poco a poco, la plantilla de la nueva campaña va cobrando forma y ya cuenta con más de la mitad de los efectivos necesarios para afrontar el nuevo reto.

La trayectoria del guardameta chileno

Felipe Ignacio García Fuentes (Puente Alto, Chile, 1993) inició su trayectoria en el balonmano profesional en el club Santiago Steels, en el que militó cuatro temporadas antes de llegar a Turquía, donde jugó un curso en el Zangos EH y otros dos en el MYK SK antes de regresar a su país natal.

De vuelta, recaló en el Club Italiano en el que permaneció cuatro temporadas. En abril del presente año recibió la llamada del Balonmano Burgos con el que, ahora, comenzará una temporada completa.

Además, es portero de la selección chilena con la que ha disputado los últimos cuatro mundiales así como el Campeonato Sur y Centroamericano disputado en Recife (Brasil) el pasado mes de enero.