La tiradora de esgrima adaptada del Esgrima Cid Campeador, Begoña Garrido, se colgó dos medallas de plata en su participación en Austria, gracias a sus actuaciones en florete y en espada.

Begoña Garrido vuelve pletórica de Austria, ataviada de blanco impoluto, con careta enrejada y empuñando la hoja de acero, en Klagenfurt (Austria) ha brotado su mejor nivel para conquistar un doblete de plata. A sus 61 años, Begoña Garrido ha sumado dos medallas en la Copa del Mundo de esgrima en silla de ruedas, las primeras en su carrera. Una recompensa a su trabajo incansable, talento, porfía y perseverancia.

La mosquetera bilbaína, que se había quedado a las puertas de ir a los Juegos Paralímpicos de Tokio, llevaba varios intentos por romper el muro que le permitiera pelear por estar en un podio internacional. En territorio austriaco ha cuajado una magnífica actuación que le ha granjeado dos preseas con las que cumple un sueño.

La tiradora del Club Cid Campeador, que entrena bajo las órdenes de Roberto Codón y del seleccionador Carlos Soler, demostró su capacidad de entrega y sacrificio, así como la progresión experimentada este año blandiendo cada arma. Con la espada alcanzó su primera medalla. En las últimas dos temporadas aprendió a leer mejor a las rivales, a parar las estocadas y corrigió su impaciencia. Eso le permitió en Klagenfurt pasar la poule invicta con cinco victorias.

Ganó 5-4 a la ucraniana Mariia Ivanchyk, 5-1 a la húngara Zoe Pongracz, 5-2 a la británica Abigail Marshall, 5-0 a la también magiar Helga Zsombok y 5-0 a la austriaca Paula Engel. En las semifinales le endosó un contundente 15-0 a Pongracz y en la final se le escapó el oro frente a Marshall tras un duelo muy igualado (13-15).

Unas horas después afrontaba la competición de florete y otra vez conseguía la plata. En esta ocasión cosechó dos triunfos en la poule, 5-1 a Pongracz y 5-0 a Zsombok, y sufrió dos derrotas con Marshall (2-5) e Ivanchyk (1-5). En semifinales ganó 15-7 a la húngara Pongracz, mientras que en la final se cruzó de nuevo la británica Marshall (10-15). Un logro importante para la esgrima en silla, que se suma al reciente oro de la gallega Judith Rodríguez en la Copa del Mundo de Sao Paulo.

Árbitras internacionales

Begoña Garrido y las valencianas que han viajado con ella a la copa del mundo austriaca, han realizado el curso de arbitraje de esgrima en silla de ruedas. Laura Pérez, entradora nivel II, y sus alumnas Beatriz Sanchís y Mireya Aguado, junto a Begoña han conseguido el título se árbitras internacionales.

Se desplazaron a Austria por este motivo y pudieron ayudar a Begoña y todas obtuvieron la titulación. En España sólo dos hombres tenían esa titulación, ahora ellas lideran la mayoría con la titulación internacional.

Medallas cidianas en los campeonatos regionales

Los tiradores del Esgrima Cid Campeador regresaron laureados de su participación en los campeonatos regionales. Estos fueron sus resultados:

  • Miguel Chuzón Plata Senior
  • Bronce Equipos Senior
  • Laura Martín Plata y Belén Pedrosa Bronce en espada Senior
  • Roberto Codón Plata en florete y Bronce en sable Veteranos, Bronce equipos Senior y 19 espada Senior
  • Jorge Barrio Bronce equipos Senior, 18 espada Senior
  • César Martínez Bronce florete Veteranos y Bronce florete Senior
  • Igor Bajo Bronce sable Veteranos y Sexto sable Senior
  • Ángela Losada Plata espada senior en el Campeonato de la Comunidad Vasca