Monasterio de Rodilla acogió la edición de este año 2022 del campeonato provincial del dentro de bolo burgalés en su remozada bolera. Cada participante dispone de dos bolas a cada juego del dentro, mano, castro mano, diabla y castro diabla. La tarde se presentó incierta en cuanto a la climatología se refiere, con lluvia intermitente, que obligó a parar el torneo hasta en tres ocasiones, lo que se tradujo en un considerable retraso sobre los horarios previstos. De todos los participantes, los seis mejores accedían a la gran final proclamándose campeón el jugador con más bolos sumando las dos rondas.

Previo sorteo, fue Zacarías Moreno de Los Ausines,el primer jugador en tirar comenzando con 40 bolos en su primera bola, pero fallando después, haciendo lo propio en el castro mano para terminar con 111 bolos en total. En su misma tanda Jairo Berezo de Hontoria de la Cantera, totalizó 150 bolos que podría ser una cantidad que marcaría el corte, como al final así fue. En la segunda tanda comenzó a llover, provocando el primer parón. Aún así, José Félix González de Quintanilla Vivar, y Máximo Mata del Plantío sumaron 157 y 161 bolos respectivamente. En la tercera tanda, todos del club de bolos del Plantío, Gonzalo Vidal se quedó con 140 bolos, Miguel del Hoyo 153 y Enrique Santidrián 150. En la cuarta tanda Davvid López de Villacienzo fue el único que arrancó con dos 40, que unidos a los 60 de la diabla, le permitieron pasar de ronda como primer clasificado. Después de más parones por la lluvia, la temperatura y la humedad refrescaron bastante la tarde, lo que pudo influir negativamente en el desarrollo del campeonato.

 De esta forma, en la quinta tanda los jugadores tuvieron una discreta actuación, así como los de la sexta, en la que el único que se salvó fue Alejandro Mata de Alarcia con 150 bolos, gracias a un 40 en la última bola al castro diabla. Y en la séptima y última tanda, todos jugadores de Villariezo, fue Carmelo Valdivielso con 150 bolos el que también se metería en la pugna por el campeonato. A la final pasaron David con 173 bolos, Maxi con 161, Miguel con 153, y con 150 Jairo, Alejandro y Carmelo.

En la final comenzaron con 60 bolos a la mano los hermanos Mata, siendo líder momentáneo Maxi. Al castro mano David y Carmelo sumaron 30, lo que ponía en cabeza de nuevo al primero. De nuevo Carmelo marcó la mejor puntuación a la diabla con 60 bolos que le dejaba a catorce bolos de Maxi, que ya se había distanciado de David. Y en el último juego al castro diabla Miguel hizo 40 bolos en total que de nada le servían. Maxí sumó 20 que dejaba opciones a Alejandro y Carmelo, Ambos sumaron 30 bolos que no fueron suficientes y Máximo Mata se proclamó campeón en una disputada final.

La clasificación final fue la siguiente:

1º Máximo Mata del Plantío con 305 bolos

 2º Carmelo Valdivielso de Villariezo con 300

3º Alejandro Mata de Alarcia con 290

4º David López de Villacienzo con 279

5º Miguel del Hoyo del Plantío con 278

6º Jairo Berezo de Hontoria de la Cantera con 244