Hotel Ciudad de Burgos.

(Fotografía: Yago Urrutia)

Los corredores del Burgos BH, Mihkel Räim y Jesús Ezquerra, trataron de meterse en la llegada de la tercera etapa, la más dura y que volvió a decidirse al esprint tras el circuito final.

Una jornada que encaró ascensiones míticas como el Cauberg, donde el Burgos BH mantuvo el bloque e incluso trató de mover la carrera filtrando a Juan Antonio López-Cózar en una de las decenas de intentos de fuga que se produjeron.

Sin embargo, superada la zona de cotas todo se juntaba de nuevo. La etapa se encaminaba a un nuevo esprint y tanto Räim como Ezquerra firmaron unas buenas 11ª y 12ª posición.

Mihkel Räim: “Me ha gustado ver que el equipo creía en mis opciones, incluso cuando no tenía mis mejores sensaciones. Pero probablemente muchos ciclistas han sufrido en la jornada de hoy. Cometimos algunos errores en los últimos kilómetros pero lo importante es aprender de ellos y mejorar en las próximas oportunidades”.

Este sábado, la carrera regresa a la zona suroeste de Países Bajos para afrontar 199 kilómetros completamente llanos entre Ruchpen y Mierlo, que incluye tres vueltas finales como viene siendo habitual en este ZLM Tour.

Hotel Ciudad de Burgos.