Burgos Cf y Burgos Promesas llegan a un principio de acuerdo de integración que deberá materializarse en la temporada 2023/24.

Ciudad Deportiva de Castañares durante uno de los partidos.- Foto: Burgos Promesas.

Está claro que Burgos Cf y Burgos Promesas están obligados a entenderse por el bien de la cantera del fútbol burgalés. Aunque según quedaba de manifiesto en la entrevista que hace escasos días publicamos en Burgosdeporte con el presidente del Burgos Promesas, José Luis Fernández Manzanedo, todas las opciones estaban abiertas, no parecía muy rápido el acuerdo, aunque sí necesario. Y así ha sido.

De momento los dos clubes van a continuar la próxima temporada como hasta el momento, aunque con el compromiso de ir dando pasos, para la integración o absorción del Burgos Promesas en la estructura del Burgos. Para ello durante los próximos meses los dos clubes trabajarán en la redacción de un documento definitivo, para el que han puesto ya sus respectivos servicios jurídicos, que contemple la integración total.

De momento todo sigue igual, pero hay un compromiso, de momento verbal, para desarrollar un proceso de fusión de amas entidades. Esa es la noticia salida de la última reunión mantenida el martes entre directivos del Burgos, como Miguel Ángel Benavente y Nacho San Millán, y directivos del Burgos Promesas como José Luis Fernández Manzanedo y Pepe Medina. Todos ellos han mostrado una buena disposición, porque cada parte en su medida ha tenido que ceder en planteamientos iniciales para llegar a este principio de acuerdo y compromiso de seguir trabajando unidos por la cantera del fútbol burgalés.

Nos dicen que en los próximos días habrá una convocatoria de prensa para informar detalladamente del acuerdo alcanzado. Un acuerdo necesario e imprescindible, porque la ruptura total no entraba en ninguno de los planes de futuro de ambos clubes. Todo por la necesaria potenciación de una cantera de jugadores de fútbol burgaleses, que llevan años deseándolo y que lo están pidiendo a gritos.