(Fotografía: Balonmano Burgos)

El bloque burgalés necesita ganar en Málaga y que fallen Alicante y Puerto Sagunto para poder encaramarse al puesto que da derecho a jugar el ‘play-off’

El UBU San Pablo Burgos viaja este sábado hasta Málaga donde se medirá al conjunto andaluz, a las 19:00 horas, en el último encuentro de la fase de ascenso. Un duelo en el que, de nuevo, las matemáticas dicen que es posible llegar al puesto de ‘play-off’, aunque la realidad es que habrá que esperar un milagro en forma de pinchazos de Alicante y Puerto Sagunto.

El conjunto burgalés afronta el que podría ser el último partido del curso y lo hace ante un rival que no se juega nada salvo concluir la campaña con una victoria ante su afición. Motivación suficiente para tratar de hacer un buen papel en casa, algo que deberá tener en cuenta la plantilla cidiana a la hora de enfrentarse a los andaluces, quienes cuentan con otro factor importante: la falta de presión.

Los cidianos, por su parte, no tienen la batuta de su mano así que viajan con ánimo de cerrar bien la temporada, independientemente de lo que pase en los encuentros del Eón Horneo Alicante y el Fertiberia Puerto Sagunto.

Para que las cifras le cuadren al bloque castellano, el conjunto alicantino debería perder en su duelo en casa contra Zarautz mientras que el equipo valenciano tendría que perder o empatar ante el Cisne Colegio los Sauces. Dada la complejidad de la carambola, el bloque rojinegro se centra en llegar bien al Colegio Los Olivos de Málaga donde tratará de concluir el año con un último triunfo.

Así lo ve también el técnico cidiano, Nacho González, quien advierte de que «en casa todo el mundo quiere ganar el último partido». En este caso, «Málaga despide a varios jugadores que se retiran», por lo que será un duelo especial también para su afición.

Con respecto a las fortalezas del equipo de la Costa del Sol, González lo define como «un equipo veterano» que se beneficia especialmente del factor cancha. «A nosotros nos costará imponer nuestro ritmo porque ellos en casa controlan muy bien los ritmos de partidos por la experiencia que tienen», detalla.

El bloque andaluz cuenta con «jugadores de nivel alto como pueden ser: Guilherme Leonel o Consuegra, jugadores ya que el año pasado con Antequera consiguieron el ascenso», lo que lo convierten en «un muy buen equipo que habla muy bien del paso adelante que ha dado la categoría de División de Honor Plata».