Análisis del partido y valoración de los jugadores blanquinegros en el penúltimo partido de la temporada.

Foto: LaLiga

No era nada fácil el partido en la Rosaleda malagueña. Primero, por la diferente forma en la que ambos equipos afrontaban el encuentro. Segundo, porque el Burgos no ha sido un ejemplo a seguir esta temporada como equipo forastero. Y, tercero, porque con el pescado en la cazuela, hay que reconocer que salir a pescar es menos exigente.

Pues bien, la diferencia para afrontar el partido quedó muy pareja; no fue la peor cara del equipo lejos del Plantío; y, aunque poco se juega, el equipo tenía ganas de agradar y cumplir con esa dignidad que requiere la competición y que, en algunas ocasiones, tan fácilmente se olvida.

Y Calero cumplió con su palabra, aunque nos han sido pocos los que han visto en la alineación del Málaga un equipo muy titular. Digo yo que porque el madrileño ha usado muchos jugadores a lo largo de la temporada y eso ha hecho que nadie nos extrañe estando en el once inicial. Pero, con todo, no os quito la razón. El equipo pudo presentar muchas más novedades de las que presentó.

Y no salió mal la jugada. El equipo respondió y, además, tapó huecos que hemos visto en otros partidos y que no hemos sido de cerrar con facilidad. Aun así, recojo el apunte de los problemas iniciales con esos balones a la espalda que nos hicieron daño y que pudo ser peor. Unos milímetros salvaron al Burgos de encajar el primer gol y, en este caso, el VAR se alió con la fortuna blanquinegra.

Y el bueno de Grego Sierra que tuvo que abandonar el partido lesionado y lo peor es que todo apunta a que no podrá estar en el partido de cierre. Eso conlleva que no podrá cumplir con los partidos marcados para su renovación (le faltaba uno). Y seguro que se os viene a la cabeza esa frase: “¡hombre!, por un partido…” Pues cuando un contrato marca un número de partidos un equipo exige al jugador, además de una implicación, un rendimiento físico. La situación de Sierra nada tiene que ver con el primer caso, pero sí con el segundo. Dicho esto, sí parece oportuna la valoración de por qué sufrió esa lesión.

Pero el culebrón Grego Sierra va a durar poco. Porque poco o nada valor tiene lo anterior. Sierra es un jugador que ha rendido a buena altura durante la temporada y eso ha calado en la dirección deportiva. Seguro que no se necesitará el último partido para que el jugador tenga encima de la mesa las condiciones de renovación que serán similares a las de este año y que, si el jugador las acepta, volveremos a verle jugar defendiendo la camiseta burgalesa.

Y todo lo demás contribuyó a que los puntos quedaran en casa. Y más la titularidad de un Miguel Rubio que prepara las maletas para su traslado a Getafe. Esto siguiente lo digo yo y eso implica que el valor tenga mucho de dudoso. Y es que me parece que el central no tiene las tablas suficientes para dar el salto al Getafe, equipo de primera división. No podemos desdeñar que ha hecho una muy buena temporada, con algunos vaivenes pero que ha terminado por rendir a buena altura. De manera que su situación es una duda y, coincido con alguno de vosotros, no me parece mal preguntar por cómo queda Rubio en el Getafe y si a todos les parece bien, otro añito en Burgos pueda ser beneficioso para todas las partes.

Y para concluir, y aunque no parezca mucho con el tema de los ecos, no por eso no ha dejado de retumbar. Todo apunta a que Calero continuará la próxima temporada. Si se termina confirmando este extremo, entiendo, que es una muy buena noticia, sobre todo por dar continuidad al proyecto. Pero claro, la firma parece retrasarse y en estas ya vemos cómo se las gasta el destino. Que se lo pregunten al Atlético o al Madrid. A ver si esta semana queda todo visto para sentencia y solo nos dejan preocupaciones para la composición de la plantilla.

Las notas del partido

El mejor: Volvió al once titular y lo hizo con una muy buena tarde. Y eso que empezó dejando algunas dudas que fue corrigiendo y enderezando. Además se permitió marcar el gol que valió la victoria y salvó un balón que parecía irreversible el que se alojara en el interior de la portería. Miguel Rubio (8).

Jose Caro: Una buena tarde. Más sobrio que en otros partidos se mostró seguro en el área y solo  nos brindó una acción de resultado taquicárdico. Gran intervención salvando el empate. (7)

Raúl Navarro: Empezó en la banda para terminar en el centro del campo. Es polivalente pero no tanto, es decir, es un jugador muy válido para hacer un redimiendo, pero para la costura, mejor en su posición más natural. (5)

Pablo Valcarce: Arrancó como delantero volviendo el Burgos a jugar con un delantero rápido y con menos envergadura. Quizá echó de menos a Juanma pero estuvo involucrado en el partido. Se echó de menos esas jugadas que se fabrica. (5)

Unai Elguezabal: Su presencia da consistencia al centro del campo en el aspecto defensivo. Además, es un baluarte en el juego aéreo. Bien. (6)

Andy Rodríguez: Menos protagonismo en las jugadas a balón parado por la presencia de Berjón. Mejoró su juego con respecto al último partido pero puede dar mucho más. (5)

Aitor Córdoba: Compromiso para regalar. Nos regaló no encajar un gol en un movimiento defensivo espectacular. Muy en línea y ésta es buena. (7)

Grego Sierra: Duró 35 minutos y es una pena porque da consistencia a la defensa y es un peligro en el ataque. La jugada de la lesión dejó un movimiento muy correcto con el balón. (6)

Saúl Berjón: Estamos viendo al mejor Berjón de la temporada. Sabemos que defender no lo hace pero su aportación en ataque es fundamental. Dio varias acciones que iban con marchamo de gol. Asistente. (7)

José Matos: Estuvo más gris que en otros partidos pero el equipo está cómodo con su presencia en la banda izquierda. (6)

Ernesto Gómez: Ha tenido mejores partidos aunque dejó ese sello característico de un jugador que puede ser desequilibrante en cualquier momento. (5)

Michel Zabaco: Salió a cubrir la baja de Sierra. Estuvo en su línea. Sin complicarse, seguro, haciendo un trabajo aseado. Además tuvo opciones ante la portería contraria. (6)

Álvaro Rodríguez: Quizá, jugando los últimos minutos con el Burgos. El equipo respira con su presencia en la banda aunque es cierto que no hemos visto últimamente al Álvaro que nos gusta. (5)

Eneko Undabarrena: Merecidos minutos en una temporada complicada para el capitán del equipo. Ejemplo a seguir. Cumplió. (5)

Guillermo: Su salida refrescó la parte alta del equipo aunque estábamos ya más para defender que para buscar el ataque. (5)

Miki Muñoz: Otras tardes se notó más su presencia en el once. Quizá tenga más rendimiento saliendo desde el principio. (5)

Julián Calero: Cumplió poniendo un once con cambios y modificaciones. Le costó ajustar el problema de la primera parte con los balones a la espalda de la defensa que nos pudo costar encajar algún gol. Los cambios fueron de sentido y no bajaron el tono del equipo. Consiguió que su equipo compitiera y, como él mismo dijo, dignificar el partido del Burgos. (6)