(Fotografía: Diputación de Burgos)

La Guardia Civil ha llevado a cabo, este miércoles, frente a la sede de la Diputación Provincial de Burgos, la presentación de la Unidad de Movilidad y Seguridad Vial (UMSV) para la 7ª edición femenina de la Vuelta ciclista a Burgos, que se celebrará entre el 19 y el 22 de mayo.

El acto de presentación ha contado con la presencia del Presidente de la Diputación Provincial de Burgos César Rico Ruiz, del subdelegado del Gobierno Pedro Luis de la Fuente Fernández, del Teniente Coronel jefe de la Comandancia, Alfonso Martín Fernández, del Jefe Provincial de Tráfico Raúl Galán Segovia y del Presidente del IDJ de Burgos, Ángel Carretón Castrillo, a los que han acompañado otros mandos del Cuerpo.

Históricamente, desde su fundación en el año 1959, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha ejercido la vigilancia, regulación, auxilio y control del tráfico rodado por las carreteras, función que también desempeña en el desarrollo de pruebas deportivas ciclistas y cuya evolución ha supuesto la creación de las Unidades de Movilidad y Seguridad Vial (UMSV) para cubrir eficazmente estas importantes competiciones.

Dada la gran repercusión mediática del evento, se espera gran afluencia de aficionados a lo largo de todo el recorrido pero con mayor aglomeración de estos en las salidas y llegadas y en aquellos puntos de mayor interés deportivo.

Para garantizar la protección de las personas, la seguridad ciudadana y la de las instalaciones involucradas en la cita, así como la movilidad y seguridad vial, tanto de las participantes como de los vehículos de la organización, caravana publicitaria y la del resto de usuarios de las vías por donde se desarrolla la carrera, la Comandancia de Burgos y este Subsector de Tráfico de la Guardia Civil dispondrán diariamente de una media de 60 agentes, distribuidos en distintas funciones.

La propia UMSV de la Vuelta estará compuesta por 30 efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil del Subsector de Burgos, que darán protección dinámica a las ciclistas y movilidad y seguridad vial, en general, a todo el evento; 14 componentes de la USECIC  encargados de la seguridad ciudadana y el orden público en el interior de las etapas, especialmente en los puertos de montaña y en zonas de aglomeración de personas, y desde el aire se contará con el apoyo de un helicóptero del Cuerpo en la última etapa que terminará en las Lagunas de Neila.

Como refuerzo, en cada jornada se dispondrá del número de guardias civiles necesarios en aquellos puntos que la ruta lo precise, que supondrá una media de 6 patrullas por jornada.

En cuanto a medios materiales, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aporta al dispositivo 26 motocicletas, 1 turismo y 2 todo terreno; la USECIC 4 vehículos todoterreno y el Servicio aéreo 1 helicóptero, que complementará Seguridad Ciudadana diariamente con otros 6 vehículos ligeros.