El Burgos CF Promesas pone punto final a la temporada con una gran victoria a domicilio ante el Racing Rioja en una segunda parte magistral, en la que perdía por 2-0.

Un momento del partido.- Foto: Racing Rioja

[do_widget id=media_image-32]

Bonito broche de temporada para el Burgos Promesas que se impuso a domicilio al Racing Rioja por 2-5, en un partido que exigió una gran remontada, ya que los burgaleses perdían por 2-0 en la segunda parte. Además el partido no era nada fácil, ya que mientras el equipo blanquinegro tenía su objetivo de la permanencia logrado, el Racing Rioja todavía aspiraba a jugar playoff de ascenso, por lo que necesitaban la victoria, aunque dependían de otros resultados, que finalmente tampoco se dieron.

La primera parte fue para el equipo local, aunque el Promesas mantuvo la igualdad durante muchos minutos y aguantó bien la presión riojana. El primer gol llegaba al filo del descanso, en una jugada que aprovechaba Galán para poner por delante al Racing Rioja.

En la segunda mitad, la reacción burgalesa no tuvo su premio en un primer momento, sino todo lo contrario, ya que cuando el Burgos Promesas comenzaba a apretar a la defensa local, una jugada de contragolpe concluyó con penalti a favor del conjunto local, que Airam Benito se encargaba de transformar en el 2-0 para los locales.

Parecía que todo podía estar decidido pero no fue así. El Burgos Promesas no se resignó a la derrota y buscó el gol, mientras los riojjanos estaba ya más pendientes de otros resultados, que del suyo propio, lo que contribuyó también a que se fueran del partido.

Equipo inicial del Burgos Promesas que lograría la remontada.- Foto: BP

A los 63 minutos llegaba el primer gol burgalés, obra de Nacho Heras, para poner el 2-1 y hacer que los primeros nervios llegaran al equipo riojano. Cinco minutos más tarde, un golazo por toda la escuadra conseguido por Asier Barahona, ponía el empate en el marcador. El Burgos Promesas estaba crecido mientras el Racing Rioja de desinflaba en su propio partido y con los resultados que le llegaban de otros campos.

Aprovechó bien este momento el Burgos Promesas para jugar con velocidad y desparpajo, muy abiertos en busca de la victoria. Y a los 73 minutos llegaba el 2-3 tras una buena jugada de la delantera burgalesa, con pase de Sergio Montes a Asier Barahona, que no perdonó para poner por delante al equipo burgalés.

El Burgos Promesas era el dueño del partido y prácticamente jugaba a placer. En el minuto 84 Gabri culminaba una buena jugada del Burgos, para poner el 2-4 y con el equipo blanquinegro bordando el fútbol, Nacho Heras, a los 92 minutos, hacía el definitivo 2-5. Una espectacular remontada en un buen partido de los burgaleses, para poner el broche de oro a una temporada en la que cumplieron con el objetivo de la permanencia.