Los burgaleses son incapaces de plantar cara a Fuenlabrada y junto con Andorra descienden a la Liga LEB

Fotografías: Jarcha – Burgosdeporte.com

Bien es cierto que el Hereda San Pablo no dependía de sí mismo. No menos cierto que los burgaleses tenían la esperanza de que Andorra o Zaragoza perdieran su compromiso para poder seguir en la categoría. Pero lo que tenían que conseguir los de Paco Olmos era una victoria sí o sí, la cual estuvo muy lejos de producirse. Muy nerviosos en el arranque del partido, tuvieron muchos errores, si bien los propios de los del cuadro de Raventós provocó que el encuntro estuviera igualado hasta un descanso al que llegaron a la par en el marcador. Pero ya en el tercer cuarto, los de Fuenlabrada salieron a morder y vaya si lo lograron, pues los azulones se quedaron sin ideas en ataque y sucumbieron ante el acierto desde el triple y ya en ese parcial se dejaron todas las opciones de poder ganar el encuentro. El último cuarto fue ya un resumen de parte de la temporada, donde un equipo no solo sin ideas sino falto de carácter no tuvo opción alguna de buscar la heroica. Solo ciertos destellos en anotación de jugadores como Eddie, que fue el máximo anotador de los azulones con 14 puntos, o de Benite, no fueron para nada suficientes, aunque lo más destacable fue la aportación Lalanne y Rabaseda, quienes con 14 de valoración fueron los más destacados del Hereda San Pablo, mientras que jugadores como Renfroe, Phillip y Nnoko estuvieron desaparecidos en la noche de hoy. Por parte de Fuenlabrada, gran partido de Ristic, el mejor con 21 puntos y 25 de valoración, y magnífica la aportación anotadora de Meindl con 22 puntos, aunque lo más destacable del conjunto de Raventós en la noche de hoy fue el equipo, pues supieron jugar como tal cuando tenían mucho más en contra que a favor y llevarse un partido con nota. Por contra, los burgaleses no dieron la talla en una noche en la que finalmente el otro de los componentes para salvar la categoría de haber ganado sí se dio.

El presidente, Felíx Sancho, y los jugadores del San Pablo pidieron perdón a los aficionados.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Salieron muy nerviosos los burgaleses, quienes no lograban situaciones de ataque óptimas víctimas de la precipitación, mientras que el cuadro madrileño aprovechaba los desajustes defensivos en el juego exterior para arrancar el partido con un parcial de 0-8, aunque sufrían el contratiempo de la lesión de Emegano. El tiempo muerto que tenía que solicitar Paco Olmos surtía efecto, pues los burgaleses mejoraban en defensa notablemente y veían la luz en ataque, pues también con dos triples lograban un parcial de 9-0 que les ponía por delante al ecuador del cuarto (9-8). Eddie dejaba a los azulones con tres puntos de ventaja, si bien Samar desde el triple igualaba el encuentro a falta de tres minutos y medio (11-11). Les costaba encontrar situaciones de ataque de ambos equipos, pues solo Lalanne y Renfroe lograban anotar por los del Hereda San Pablo, mientras que Eyenga, con cinco puntos y una última canasta sobre la bocina dejaba a los de Raventós por delante al final del primer cuarto (15-16).

Una canasta de Nnoko y un triple de Rabaseda en el arranque del segundo parcial volvía a dejar en ventaja a los locales (20-18), pero estos volvían a sufrir una nueva pájara, pues erraban tiros liberados en ataque mientras que Fuenlabrada, apoyados en la anotación de Meindl y en los tiros libres, lograban un parcial de 0-9 que les dejaba ahora con siete puntos de renta al llegar al ecuador del cuarto (20-27). Volvían a templar los nervios los de Paco Olmos, que ahora apoyados en el juego interior por Lalanne y con la dirección del juego en las manos de Clemmons, lograban recuperar sensaciones en ataque si bien eran incapaces de tapar las embestidas de Alexander en el poste bajo (24-31). Se llegaba a los dos últimos minutos, donde una canasta de Phillip iniciaba un parcial donde los burgaleses volvían por sus fueros en defensa, mientras que Lalanne en el juego interior, con un dos más uno y otra canasta, permitía a estos llegar al descanso con el partido empatado (31-31).

Si a alguien le sentó bien el paso por vestuarios fue al conjunto de Fuenlabrada, quien salió enchufado desde el triple, y junto con la aportación de Eyenga tomaban distancias en el marcador (33-39). Los burgaleses parecían reaccionar, pero ahora Cheatham desde la línea de 6,75 golpeaba a un conjunto azulón que estaba con diez puntos de desventaja (37-47). Clemmons era el único que aportaba en ataque, pero era insuficiente para recortar la diferencia (41-51). Un parcial de 5-0 de los azulones parecía iniciar una reacción (46-51), pero era un espejismo, pues Ristic y Samar se encargaban de devolver el parcial, y posteriormente un triple de Meindl dejaba el partido muy cuesta arriba para los de Paco Olmos al final del cuarto (48-59).

No reaccionaban los azulones, quienes volvían a sufrir el acierto de un Fuenlabrada que lograba situaciones de tiros liberados desde el triple, ampliando la diferencia hasta los 16 puntos (50-66). Nnoko y Rabaseda aportaban en anotación, pero Meindl seguía imparable en el ataque de un Urbas que seguía ampliando su ventaja (54-71). Eddie anotaba un triple y Benite una canasta con la que se llegaba con 14 puntos de desventaja a falta de 3:28. Olmos sentaba a los suyos buscando la heroica, pero llegaba ya muy tarde un cuadro burgalés que veía como Meindl y Ristic desde el triple contribuía a dejar la máxima del partido en 21 puntos para los suyos (60-81). Eddie volvía a anotar un triple, pero luego cometía una antideportiva que aprovechaba Novak para sumar otros dos puntos (63-83). Era Benite el encargado de anotar la última canasta del partido, la última del cuadro burgalés en la máxima categoría, para cerrar un partido con el resultado de 66-83 y el júbilo en las filas de un Fuenlabrada que seguirá en la máxima categoría un año más.

Decepción absoluta de los aficionados tras el descenso.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Cierran una temporada nefasta los locales en el farolillo rojo de la clasificación y certifican su descenso junto con Andorra a la liga Leb.

Félix Sancho, de rodillas, junto con los jugadores pidiendo perdón a la afición.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

FICHA TECNICA

HEREDA SAN PABLO BURGOS 66 – 83 URBAS FUENLABRADA

Parciales: 15-16 / 16-15 / 17-28 / 18-24

Hereda San Pablo Burgos: K. Queeley (-), A. Clemmons (12), M. Salash (2), V. Benite (9), D. Díez (-), T. Phillip (2), X. Rabaseda (8), C. Lalanne (13), M. García (0), J. Eddie (14), A. Renfroe (2) y L. Nnoko (4). Entrenador: Paco Olmos

Urbas Fuenlabrada: O. Emegano (0), Z. Samar (8), K. Alexander (4), L. Peters (8), L. Meindl (22), D. Ristic (21), J. Fernández (0), Á. López (0), J. González (0), J. Novak (7), C. Eyenga (10) y K. Cheatham (3). Entrenador: Josep María Raventós.

Árbitros: Sergio Manuel, Emilio Pérez Pizarro y Carlos Cortés.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada nº 34 de la Liga Endesa, disputado en el Coliseum ante 9.568 espectadores.