En la bolera del club El Plantío de Burgos se disputó el campeonato provincial para veteranos, concretamente para jugadores mayores de 60 años. Cada jugador tendría que tirar 2 bolas a cada juego, 10 en total y los seis mejores jugadores pasarían el corte y dispondrían de otras diez bolas más, que sumadas a las anteriores darían el vencedor final. Se vieron caras nuevas entre los participantes, así como las ausencias de otros jugadores que ya habían quedado bien clasificados en anteriores ocasiones.

En el primer juego a la mano Fidel Burgos dejó clara constancia de querer revalidar el título que consiguió el año pasado y comenzó con 60 bolos situándose en primera posición, seguido de otro de los favoritos, Alberto Miñón y Calixto Valladolid con 50. José María Iturbe con 60 bolos al castro mano se colocaba en segunda posición detrás de Fidel que seguía marcando el liderato.

Al juego de la diabla no estuvieron muy afortunados los participantes siendo el mejor Ismael Vicario que le permitiría subir algunas posiciones, pero lejos de los primeros puestos. Fidel y David Santamaría sumaron 30 bolos más, con lo que el primero seguía aumentando la diferencia. Al castro diabla el mejor fue Ubaldo vallejo con 40 bolos que le daban opciones de pasar el corte.

Donde no hubo color fue a pasabolo y José Mari con un trinquete y un salte sumó 112 bolos que le colocaban en primera posición con un total de 246 bolos, 4 más que Fidel a pesar de hacer 82 en este juego. Los mismos hizo Alberto a pasabolo(82), que le dejaban en el tercer puesto y con 203 habrían un importante hueco respecto a sus perseguidores. También pasaron a la segunda ronda Calixto con 165, Agripino del Hoyo con 153 e Ismael Vicario con 146.

En la segunda y definitiva ronda Calixto comenzó con 60 bolos, mientras que en el duelo por la parte alta fue Alberto el que recortaría bolos. Al castro mano fueron Ismael y Alberto los que sacaron 10 bolos a sus rivales al sumar 30 por 20 de los adversarios. A la diabla tampoco hubo diferencias en los puestos altos, a pesar de los 60 bolos que hizo Agripino. Y al castro diabla Alberto volvió a restar 10 bolos a los compañeros de cabeza sumando 30.

En el último y definitivo juego de pasabolo, Alberto que tiraba antes hizo 90 bolos que le situaban con 426 en total. Esto obligaba a Fidel a dar un salte, y a pesar de hacer 84 bolos se quedó con 416. Y el que no falló fue José Mari que volvía a sumar 112 bolos quedando campeón con 433 bolos en una reñida final.

La clasificación final quedó de la siguiente forma:

1º José María Iturbe de Palazuelos de la Sierra con 433 bolos

2º Alberto Miñón de Zumel con 426

3º Fidel Burgos de Rupelo con 416

4º Agripino del Hoyo de Mazueco de Lara con 374

5º Ismael Vicario de Paúles de Lara con 312

6º Calixto Valladolid de Huérmeces con 279