El Círculo BigMat pierde en Zierbana pero asegura la permanencia gracias a otros resultados.

Fotos: Jarcha/Burgosdeporte

Derrota sin consecuencias para el Círculo BigMat en Zierbana donde pese a caer por 3-4 de forma cruel a falta de 15 segundos para el final, los burgaleses logran la permanencia en la Segunda División B ya que el resto de resultados les fueron favorables.

Los jugadores burgaleses sabían que se jugaban mucho en este partido y comenzaron muy bien, presionando y llevando peligro a la portería local. Pablo adelantaba al Círculo a los 4 minutos pero dos jugadas en las que el Zierbana coge la espalda a la defensa burgalesa hizo posible los dos goles del conjunto local antes del descanso, por medio de Raúl, a los 6 minutos y Gorka, a los 10, lo que permitió al Zierbana irse a vestuarios con ventaja en el marcador.

La segunda parte fue un a locura de partido. El conjunto burgalés estuvo muy bien de inicio y pudo dejar el partido resuelto por ocasiones y juego. Juanto marcaba para el Círculo a los 28 minutos empatando el partido y poco después el mismo jugador volvía a marcar el 2-3 que ponía en ventaja al equipo de Burgos.

Un año más en la Segunda División B.- Foto: Jarcha

Parecía que todo estaba resuelto y encauzado pero no fue así. Incomprensiblemente el Círculo BigMat se estancó y a los 37 minutos empataba el Zierbana con un gol de Aitor. El empate le valía al equipo burgalés para mantener la categoría, pero llegaron los nervios y una jugada de estrategia a falta de 15 segundos para el final permitía a Efrén marcar el cuatro gol para los d ecasa y dejaba sin puntos a los burgaleses, que ya dependían de otros resultados.

El partido en Zierbana terminó bastante antes que otros encuentros, por lo que hubo mucho sufrimiento de la expedición burgalesa, siguiendo por las redes sociales el final del resto de partidos. El empate de Ibararte, equipo que ya estaba salvado, fue esencial para que el conjunto burgalés lograra la permanencia en la categoría de la Segunda División B, en la que seguriá una temporada más.

Se lo merece el gran trabajo de una plantilla muy comprometida y un cuerpo técnico, con Raúl Zamora a la cabeza, que llevan muchos años trabajando por el fútbol sala en Burgos. Enhorabuena.