El cuadro burgalés salva su duelo ante Unicaja y sigue dependiendo de si mismo en su lucha por la permanencia

Fotografías: Jarcha Burgosdeporte

Prueba de fuego la que tenía hoy el conjunto burgalés en el Coliseum. Si querían seguir vivos en la pugna por la permanencia no cabía otro resultado que no fuera el de ganar, y así lo hizo el conjunto de Paco Olmos. Salió a pista algo nervioso por la situación y eso lo acusó durante todo un primer cuarto donde sufrieron también el acierto anotador de un Bouteille que fue el mejor del partido con 22 puntos y 23 de valoración. Pero ya en el segundo, salió con uñas y dientes para tratar de poner de su lado un partido que ya en el descanso tenía bien perfilado y que terminó por dejarlo encarrilado en el tercer cuarto. Importante aparte de la victoria es cómo se ha producido la misma, pues todos los jugadores, excepto Queeley que apenas jugó 82 segundos, sumaron en anotación, destacando sobremanera los 13 puntos de Clemmons en el segundo parcial, pues tiró del equipo cuando peor lo estaba pasando. También los seis puntos seguidos se Salash en el último cuarto que terminaron por romper el partido. Por otra parte, la lucha de Lalanne en la sombra, pues desde el dominio en el rebote se convirtió en el mejor del cuadro azulón con 17 de valoración y 9 puntos. En la faceta anotadora, los máximos anotadores fueron Clemmons y Salash, con 18 y 10 puntos respectivamente.

Clemmons fue el máximo anotador de los locales con 18 puntos

Muchas imprecisiones en ataque por parte de ambos quintetos en el arranque del partido, si bien el acierto en el juego exterior, aunque exiguo, permitía a los de Paco Olmos tomar la delantera en el partido (8-6). Poco le duraba la renta al cuadro local, que llegaba a ser de tres puntos, pues el conjunto malacitano, gracias al acierto anotador de un Bouteille que con 15 puntos en apenas nueve minutos dejaba a su equipo con cinco puntos de ventaja (16-21) al llegar al último minuto, donde un triple de Phillip sobre la bocina permitía a los burgaleses dejar como mal menor en dos puntos la desventaja (21-23).

Nnoko sumó 10 puntos en el partido de hoy

Cambiaban las tornas en el segundo acto, pues salían los burgaleses con el cuchillo en los dientes para dar la vuelta al partido con un parcial de 9-0 donde casi todos sumaban en anotación (30-23). Paraba el partido Ibon Navarro, quien veía desde el banquillo como la aportación de Kravic en el poste bajo y los tiros libres permitían acercarse hasta los dos puntos de desventaja (35-33), pero los locales volvían a estirar la goma y pronto volvían los siete puntos de ventaja a su casillero (40-33). Con Clemmons desatado en ataque con 13 puntos, los burgaleses contrarrestaban la anotación de Brizuela y Díaz y ampliaban la ventaja hasta los nueve puntos al llegar al descanso (46-37).

Los azulones mejoraron mucho en defensa a partir del segundo cuarto

Tras el descanso, volvía a pista mejor los azulones, que ampliaban la renta hasta los 14 puntos tras un triple de Benite (51-37). En defensa sufrían para para los ataques de Oliver, si bien seguían manteniendo la distancia gracias a la aportación de Lalanne, Rabaseda y Eddie (58-44). Rebasado el ecuador del cuarto, los burgaleses erraban en sendos ataques consecutivos que aprovechaban los de Ibon Navarro para recortar diferencias  a falta de poco menos de cuatro minutos (58-49). Serenaba a los suyos el técnico local haciendo uso del tiempo muerto, y volvían a pista con un parcial de 6-0 apoyados en el bonus defensivo del cuadro malagueño y los tiros libres (64-49). Rompía el parcial Bouteille con un triple, pero de nuevo los tiros libres permitían a los castellanos cerrar el cuarto con 14 puntos de ventaja (68-44).

Jarrel Eddie sumó 7 puntos en ataque aunque no estuvo tan acertado como otros días

El inicio del último cuarto, dos triples de Salash hacían enloquecer al Coliseum y dejaban a su equipo con 20 puntos de renta (74-54). El partido se volvía un tanto loco, con muchos errores en ataque y en defensa por parte de ambos equipos. Los malagueños lograban un parcial de 0-4, pero los burgaleses respondían con otro parcial de 6-0 en un abrir y cerrar de ojos (80-58). Mooney se encargaba de llevar el peso anotador de su equipo, pero el acierto de García y Salash impedían que renta apenas se redujese (84-65). Tras un antideportiva de Jaime Fernández sobre Marc García, los burgaleses volvían a los 22 puntos de ventaja a falta de dos minutos (87-65).  Con el partido ya sentenciado, el tramo final del partido sirvió para el cuadro andaluz recortara distancias en un encuentro que terminó con ventaja local por 15 puntos (89-74).

Los de Paco Olmos siguen dependiendo de sí mismos tras esta victoria

Con esta victoria, el Hereda San Pablo se coloca con 10 victorias en el trío de cola, igualados con Andorra y Fuenlabrada, y sigue dependiendo de sí mismo para salvar la categoría. En apenas seis días se decidirá la temporada, pues el martes rendirán visita a Valencia Basket y próximo sábado recibirán a Urbas Fuenlabrada en una última jornada que se antoja tenga tintes dramáticos.

FICHA TECNICA

HEREDA SAN PABLO BURGOS 89 – 74 UNICAJA

Parciales: 21-23 / 25-14 / 22-17 / 21-20

Hereda San Pablo Burgos: K. Queeley (0), A. Clemmons (18), M. Salash (10), V. Benite (7), T. Phillip (9), X. Rabaseda (5), C. Lalanne (9), M. García (7), J. Eddie (7), A. Renfroe (7) y L. Nnoko (10). Entrenador: Paco Olmos

Unicaja Málaga: C. Oliver (9), J. Fernández (2), J. Barreiro (-), D. Brizuela (5), A. Díaz (8), D. Kravic (7), M. Saint-Supery (0), M. Mooney (15), R. Guerrero (6), Y. Nzosa (0) y A. Bouteille (22). Entrenador: Ibon Navarro.

Árbitros: David Sánchez, Miguel Ángel Pérez y Luis Miguel Castillo.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada nº 32 de la Liga Endesa, disputado en el Coliseum ante 9.433 espectadores.