(Fotografía: JARCHA)

El bloque burgalés quiere asegurar los puntos en casa ante un rival talentoso que llega a Burgos con ánimo de devolver el golpe del encuentro de la primera vuelta

El UBU San Pablo Burgos recibe este domingo, a las 12:00 horas, en el Polideportivo El Plantío al Barça B en un partido en el que los rojinegros tratarán de lograr una victoria con la que apurar sus opciones de entrar en la posición de ‘play-off’, que ahora se encuentra a tres puntos y en poder de Puerto Sagunto.

El conjunto cidiano trata de superar la derrota de la semana pasada en la cancha del Eón Horneo Alicante y confía en las matemáticas para seguir peleando por encaramarse al puesto de promoción a Asobal. Ocho puntos son los que faltan por disputarse y tres distan a los burgaleses de su objetivo.

El tropiezo en tierras alicantinas cambia la batuta de mano y ahora el cuadro castellano ya no depende de sí mismo para llegar hasta el tercer puesto de la tabla, pero la fórmula es clara: el equipo de El Plantío tiene que sumar de 2 en 2, empezando por el choque de este domingo.

Enfrente tendrá a uno de los rivales más talentosos de la competición: el Barça B. El bloque azulgrana se encuentra, actualmente, tercero en la clasificación con 17 puntos, si bien en su condición de filial no puede ascender por lo que no ocupa puesto de ‘play-off’.

El choque de ida pasará a la historia por su altísima anotación (46-47), de hecho, no hay registros de ningún encuentro con mayor número de goles en un partido en España, por lo que se espera un duelo de vuelta trepidante aunque, a buen seguro, no será como el anterior.

Los catalanes acudirán a Burgos con el ánimo de devolver el golpe a los cidianos y para ello cuentan con grandes anotadores como Marc López y con un elenco de jóvenes jugadores entre los que destacan algunos como Domen Mamuc, Cenic, Marti Soler, Parera, Palomino o Pablo Urdangarín, que doblan con el equipo de Asobal.

El técnico del UBU San Pablo, Nacho González, se muestra realista con la situación actual y es consciente de que «quedan ocho puntos» y de que su equipo «ya no depende de sí mismo».  En este marco, la fórmula de trabajo que plantea el preparador cidiano no varía a la de la semana pasada: «Tenemos que seguir haciendo nuestra tarea, intentar ganar en casa e intentar seguir teniendo experiencias competitivas positivas para seguir teniendo opciones en las siguientes jornadas».

Con respecto al rival, González asegura que el del Barcelona «es un partido complejo porque es un perfil de juego muy similar» al del UBU San Pablo, por lo que el cuadro cidiano tendrá que «intentar poner defensivamente un puntito más para que ellos no estén cómodos». «Ellos, en un partido en el que no primen las defensas, te pueden poner muchos problemas porque son muy talentosos, tienen mucha rotación y corren mucho», apunta.

Asimismo, el vallisoletano lamenta el hándicap con el que cuenta el conjunto burgalés «con las bajas». En especial, «se nota mucho la rotación de Andrés en el tema defensivo y en el pivote», donde el bloque rojinegro tiene «más problemas», afirma.