(Fotografía: JARCHA)

Último partido de la temporada para el Círculo BigMat Fontecha, metido de lleno en la lucha por eludir la última plaza de descenso, junto con otros cuatro equipos, con la ventaja para todos ellos de depender de si mismos, ya que todo aquel que gane se salvará en esta última jornada y en el caso de los burgaleses con el plus de no necesitar imperiosamente la victoria, sino que con el empate se salvarían matemáticamente.

Pero la parte menos buena es el rival, ya que el CD Juventud se enfrenta al CDF Zierbena FS, en la cancha de los vizcaínos el sábado a partir de las 18:30 horas (horario unificado para todos aquellos partidos en los que haya algo en juego).

El conjunto entrenado por Iñigo Herrán todavía mantiene opciones de entrar entre las cuatro primeras posiciones de la liga que dan derecho tanto a la disputa de los playoff de ascenso como a participar en la próxima edición de la Copa del Rey. Para ello, deberán esperar que el Otxartabe, actual cuarto clasificado, pinche en la cancha del Ciudad de Guadalajara, penúltimo y descendido hace algunas semanas, lo que no parece excesivamente probable.

Los arlequinados han llevado a cabo una semana completa de entrenamientos, con la única ausencia del lesionado Oli, que avanza con pasos firmes en su proceso de recuperación y de Dani Burgos, con una contractura en el gemelo de su pierna, pero que seguramente no le impedirá poder disputar algunos minutos en el encuentro.

El cuadro burgalés está plenamente mentalizado de la importancia de este compromiso, por lo que se espera ver su mejor versión para que puedan sumar una victoria en la cancha galipa. De no puntuar, habrá que estar pendientes de los resultados de otras canchas.