Hotel Ciudad de Burgos.

(Fotografía: Yago Urrutia)

Gran prestación del Burgos BH en la segunda jornada de Dunkerque, con la escapada de Ángel Fuentes que le permite colarse en el top-10 de la general y la impecable colocación final de Óscar Pelegrí que permitió soñar con la victoria.

Un día de protagonismo desde principio a fin para el equipo en el norte de Francia. Cinco corredores se marchaban del pelotón en los compases iniciales buscando sus opciones desde lejos y allí se metía un Ángel Fuentes que en el exigente terreno de la etapa se desenvolvió a la perfección. Llegaron a alcanzar los 3 minutos y medio de ventaja sobre el pelotón, aunque el control fue absoluto para ellos y pronto comenzaron a bajar las diferencias.

Sin embargo, los favoritos volvieron a dejar un poco de aire cuando el cronómetro marcó menos de 1 minuto, y Ángel Fuentes soñó junto a sus compañeros con la oportunidad de echar un pulso al gran grupo antes de entrar en el circuito final. Carreteras estrechas, descensos complicados y la peligrosidad de los recorridos desembocaron en una salida de carretera sin consecuencias para la fuga, que fue neutralizada ya en los últimos compases. Fue entonces cuando Óscar Pelegrí buscó la mejor posición de cara al esprint y encaró segundo la ascensión y curva cerrada del último kilómetro. Lanzó la llegada, llegó a rodar primero a falta de 150 metros pero fue superado por los rivales en línea de meta para concluir décimo en Maubeuge.

Ángel Fuentes: “El objetivo era estar en fuga para sumar bonificación, y después del primer esprint nos hemos ido cinco corredores que nos hemos entendido. Era un día raro, pensábamos que la fuga podía llegar porque los equipos de los favoritos no estaban al 100%. Cuando hemos llegado casi a 4 minutos, hemos soñado con llegar pero por detrás se ha puesto la carrera muy rápida. Hemos llegado aún así lejos, nos han cogido en el circuito final y una vez cogida la bonificación del segundo esprint el objetivo era no perder tiempo en meta. Vamos a recuperar pero estoy contento y he disfrutado del día”.

Este jueves, la prueba encara 170 kilómetros entre Péronne y Mont Saint Éloi, con varias dificultades montañosas y cinco vueltas al circuito final, que seguirán marcando la prueba y donde el Burgos BH buscará mantener su pelea en busca de lucirse ante los rivales de gran nivel que participan en la ronda francesa.

Hotel Ciudad de Burgos.