El técnico más conocedor del baloncesto en Burgos y actual entrenador del Leganés de Liga Femenina valora la actual situación del Hereda San Pablo al borde del descenso.

Evaristo Pérez Torices dirigiendo a su actual equipo, el Leganés de Liga Femenina

Hemos querido acudir a una fuente solvente del baloncesto en Burgos, como el técnico Evaristo Pérez Torices, que actualmente entrena al Leganés de Liga Femenina, con el que ha conseguido el objetivo de la permanencia en la máxima categoría del baloncesto femenino en España. En su caso también ha tenido que sufrir hasta el final, pero ha logrado salvar al conjunto madrileño.

DEPENDER DE UNO MISMO HASTA EL FINAL

Pérez Torices asegura que, desde su experiencia, lo más importante ahora para el Hereda San Pablo es saber que puede confiar en sus fuerzas, por que si gana los tres partidos que restan para el final, tendría la permanencia prácticamente lograda, aunque dependiendo del resto de resultados ganando dos partidos e incluso uno, también le puede servir para ese objetivo: «En mi caso he pasado también dificultades con el equipo femenino que entreno y lo que los entrenadores queremos es depender de nosotros mismos para motivar a los jugadores y conseguir el objetivo, mientras dependes de ti mismo no se puede perder la esperanza y hay que apurar todas las posibilidades.»

CENTRARSE EXCLUSIVAMENTE EN UNICAJA

El técnico también advierte de que: «En estos momentos no hay que dar muchas vueltas a lo que resta de temporada y el foco debe centrarse en el próximo partido, en Unicaja, sin volverse loco en cambios de sistema de juego, ni rotaciones, ni nada de eso, lo fundamental es echar mano del grupo de jugadores de máxima confianza del entrenador, a los que se ve más involucrados y con más responsabilidad para salvar al equipo e ir a muerte con ellos.»

Evaristo Pérez Torices en su última temporada en Leganés

Evaristo Pérez Torices salvó esta temporada al Leganés de Liga Femenina con un triple empate, después de jugar varias finales, por lo que conoce muy bien la sensación que vive en estos momentos en conjunto burgalés: «No es momento de mirar hacia atrás, a lo que pudo haber sido y no fue, solo vale mirar hacia adelante y poner el foco exclusivamente en el próximo partido, en este caso en Unicaja, en el que la victoria es fundamental, y no mirar más allá, no se puede perder energía en pensar si hay que ganar en Valencia o al Fuenlabrada, ahora lo único que importa es Unicaja.»

EL CAMBIO INTERMEDIO NO BENEFICIÓ

Sobre los cambios y nuevas incorporaciones al equipo en este tramo final de la competición, Pérez Torices, se muestra muy respetuoso con el cuerpo técnico: «Si han considerado necesario hacerlo, ellos son quienes mejor saben lo que el equipo necesita en estos momentos y cuando las cosas van mal siempre hay que buscar remedio.»

Sin embargo el técnico no considera un acierto la precipitación en la contratación de tres entrenadores, especialmente el cambio intermedio con Maldonado, tras el cese de Tabak: «Esa situación intermedia me parece que no le benefició para nada, aunque hay que ponerse en el lugar de quienes toman las decisiones y siempre es posible equivocarse, pero cuando se cesa a un entrenador suele darse oportunidad al segundo del cuerpo técnico aunque sea de forma provisional, pero sin precipitaciones, porque la mayoría de los segundos entrenadores están perfectamente capacitados para dirigir los equipos, tienen sobrada capacidad, y a veces se confía poco en ellos, y se busca demasiado rápido un sustituto, cuando tienes un equipo técnico muy válido».

SIN ACB EN BURGOS TAMPOCO SE ACABA EL MUNDO

Pérez Torices también considera que hay que huir de la tragedia si el equipo desciende: «En Burgos llevamos llevamos cinco años en ACB, pero hemos estado casi 40 años en otras categorías y no se ha hundido el mundo, había 2.500 aficionados fieles, y luego surgieron otros 7000, porque parece que algunos solo se apuntan a este deporte cuando el equipo está en la máxima categoría, si se baja, se vería que legado ha dejado el equipo de ACB en cuanto a afición, pero no se acaba el mundo y la vida sigue aunque se pueda bajar de categoría».

Evaristo se encuentra ahora a la espera de una decisión sobre su posible renovación con el Leganes. «Es un proyecto que me encaja, he terminado muy contento y me encuentro bien en el club, llegué en noviembre para desarrollar un proyecto que no era el mío y ahora me gustaría hacer mi propio proyecto y pagar por mis propios errores, estamos hablando sobre ello y ya se vera.»