Publicidad

(Fotografía: JARCHA)

Este sábado, a las 18:00 horas, en el Pabellón Lepanto de Albacete, Servigest Burgos visitará al BSR Amiab Albacete en la vigesimoprimera jornada de la División de Honor de Baloncesto en Silla de Ruedas. El partido será arbitrado por los colegiados Alfaro, Sánchez Mayoral y Valero.

Los manchegos llegan a falta de solo dos jornadas para el fin de la liga como líderes, y sabiendo que, si no fallan, la liga será suya. Pero no pueden fiarse, ya que están empatados con Mideba Extremadura, y a un solo punto vienen por detrás ACE Gran Canaria y Bidaideak Bilbao BSR.

Es un final de liga apasionante, ya que pocas competiciones pueden presumir de que,  a falta de un par de jornadas, todavía haya cuatro equipos con opciones matemáticas de convertirse en campeones de liga. El que mañana será el equipo local era el gran favorito en todas las quinielas al empezar la competición, y podría estar cerca de cumplir uno de sus objetivos del año, ya que también apunta como favorito para el título de Campeón de Europa.

No en vano tiene una plantilla cargada de estrellas internacionales con una gran experiencia en la élite europea y mundial. Choudry, Manning, Marsh o el viejo conocido de la afición burgalesa, Filipski, son nombres que no desentonarían en ninguna de las mejores plantillas en cualquier lugar del mundo. Son el equipo más anotador, el más reboteador y el que valora más de la competición.

Durante el mes de marzo parecieron tener un bajón que les hizo perder dos partidos cuando no conocían la derrota hasta entonces, pero en abril parecen haber retomado su velocidad de crucero y han ganado sus partidos por amplias diferencias.

Y si los equipos de la parte alta de la clasificación mantienen una apasionante lucha por el título,  no menos apasionante es la situación que se vive en la parte baja, con tres equipos, Fundación Vital Zuzenak, Fundación FDI Las Rozas y Servigest Burgos  que intentan salvarse del naufragio.

El objetivo para todos ellos es evitar la última plaza, la de descenso directo, y la penúltima, la que obliga a jugar  un solo partido contra el segundo de la Primera División para ver quien se queda con la plaza en División de Honor.

Servigest Burgos se encuentra de lleno en esa lucha y no puede permitirse salir relajado a ninguno de los tres partidos que le quedan, independientemente del rival que tenga enfrente. Así que viajará a Albacete con la firme intención de dar la sorpresa, de competir a su máximo para agotar todas las oportunidades de salvarse de la quema.

El pasado martes, contra el potente Bidaideak, a pesar del resultado y de las bajas, se vio a un equipo con orgullo y que dio la cara en todo momento, y esa es la imagen que el entrenador burgalés espera encontrar de sus pupilos en tierras manchegas.

El sábado ya serán de la partida los jugadores coreanos, de vuelta tras unos compromisos en su país natal, y se espera que Arredondo pueda estar en mejores condiciones físicas, ya que afrontó el último duelo después de haber sufrido un fuerte proceso gripal.   

Por otra parte, el sábado también, pero a las 16:00 horas y en el Polideportivo José Luis Talamillo, Servigest Burgos B jugará la última jornada del Grupo A de la Segunda División con su partido contra el Villa de Leganés B. Los burgaleses ya son campeones del grupo, pero esperan poder acabar con una victoria la liga.

Publicidad