El Tubos Aranda vence al Finestrelles Esplugues y consigue matemáticamente la permanencia en la categoría de Plata del balonmano español.

El Tubos Aranda celebra la permanencia en Esplugues.- Foto: CB Villa de Aranda

El Tubos Aranda ya tiene matemáticamente la permanencia en la División de Honor Plata tras haber ganado este jueves a domicilio al Esplugues en la posta de Les Moreres por 25-26. Restan todavía cuatro jornadas para el final de temporada en el grupo de la permanencia en la categoría pero el equipo ribereño ya tiene el objetivo conseguido.

El partido, en el que la victoria le valía a los arandinos para asegurar la permanencia comenzó soso y con poco movimiento por uno y otro equipo, aunque los locales llevaron el peso del partido y el dominio en el marcador durante la primera parte, con una diferencia de tres goles, 7-4 en los primeros 17 minutos.

Sin embargo antes del descanso reaccionó el Tubos Aranda que logró equilibrar el partido 9-9 y llegar con también con empate al descanso, 11-11.

En la segunda parte hubo muchas alternativas en el marcador con los dos equipos buscando la victoria. En los primeros minutos fue el Tubos Aranda el que tomó ventaja de dos goles, 12-14. Sin embargo el equipo de Mariano Ortega tuvo que sufrir para ganar, tras una remontada del conjunto catalán que tuvo una gran reacción, para ponerse 18-16 y amenazar el resultado parta el equipo burgalés.

La recta final fue muy emocionante e igualada. El Tubos Aranda hizo gala de oficio y veteranía, defendió muy serio y buscó asegurar las oportunidades. Javi García y Aaron Pardo lograron sendos goles vitales para darle la vuelta al marcador y conseguir la remontada del equipo arandino. Con tensión hasta el final, pero el Tubos Aranda lograba un 25-26 que supone una victoria suficiente para asegurar la permanencia en la División de Honor Plata la próxima temporada.

El conjunto arandino jugará su próximo partido el sábado 7 de mayo ante Cajasur Córdoba a partir de las 18,00 h, ya con el objetivo de la permanencia cumplido, lo que puede ser un encuentro más vistoso, de homenaje a los aficionados, que han tenido que sufrir mucho esta temporada.