El entrenador del Hereda San Pablo afronta la recta final de la competición en ACB con los partidos decisivos para la salvación.

El entrenador del Hereda San Pablo Burgos hizo este viernes balance de la  delicada situación por la que atraviesa el conjunto burgalés, que busca salir de los puestos de descenso en los últimos partidos de la competición ACB.

Los movimientos en el seno del club han sido amplios en las últimas horas con la salida del equipo de Julian Gamble, al que todavía no se le ha encontrado sustituto, y la llegada del base Anthony Clemmons. 

«Cuando las cosas se complican hay que buscar las mejores soluciones a la situación, para afrontar el partido del próximo domingo en las mejores condiciones», afirma Paco Olmos, el técnico del equipo burgalés.

Olmos destaca la importancia del próximo partido en Andorra el próximo domingo: «Es un encuentro trascendental, necesitamos hacer un buen partido mental, competir y estar siempre dentro del encuentro.» Además el técnico advierte de que : «Será un partido complejo en el que debemos tener un buen plan y equilibrar algunos aspectos físicos en los cuales ellos nos pueden dominar para generar un balance en esas situaciones».

Paco Olmos en un partido de la Copa Intercontinental .- Foto: Hereda San Pablo Burgos

Respecto a la incorporación de Anthony Clemmons, Paco Olmos precisó que ya está en Barcelona, donde se han trasladado el preparador físico y su ayudante, para comprobar su estado de forma y prepararle para el reconocimiento médico que será fundamental para poder debutar.  «Es un jugador que el club ya quiso a comienzos de temporada pero no fue posible su fichaje y ahora agradezco su esfuerzo al club para traerlo. Nosotros buscamos un jugador que tenga capacidad de anotación y generar con el resto de compañeros».  El entrenador confía en que pueda estar ya jugando con Hereda San Pablo en el partido del domingo frente a Andorra: «Hemos hecho todo el papeleo administrativo para que pueda jugar a aportar al equipo en este partido».

Paco Olmos también señala que esperan contar la semana que viene con un nuevo refuerzo, sustituto de Gamble, al que pueden echar de menos en Andorra: «Es posible que nuestro juego interior tenga deficit, pero para eso están el resto de jugadores y debemos afrontarlo con los mimbres que tenemos».

Por último, sobre el rival, Olmos considera que ni Hereda San Pablo ni Andorra podían pensar al comienzo de temporada pasar apuros por las plantillas que tienen ambos, «pero estamos en el barro y de aquí solo se sale trabajando y con una mentalidad fuerte. Sabemos lo importante que es este partido, hemos tenido una semana para recuperarnos y solo nos queda entrenar bien y salir a competir el domingo con toda nuestra energía».