La tiradora de esgrima adaptada Begoña Garrido, del Esgrima Cid Campeador, vuelve de su competición en Brasil habiendo cumplido los objetivos establecidos. En sable y en espada fue décima, mientras que en florete fue duodécima.

La copa del mundo hace historia por el resultado de las españolas. Tres días continuados de competición internacional donde España ha estado en boca de todos por los logros cosechados. La viguesa del club Olivo de Vigo, Judith Rodríguez, se colgó el oro en la espada, fue quinta en florete y octava en sable.

Begoña Garrido ha cumplido su objetivo de entrar en el cuadro de las 16 mejores, antesala de los cuartos de final donde sus posiciones, muy meritorias, hacen pensar que este muro podrá superarlo en este año.

En todas las modalidades ha pasado las previas de forma notable y muestra su clasificación final. En sable cuatro victorias, tres en la espada y dos al florete. El cuadro de 32 ya lo tiene superado y es en el asalto para entrar a cuartos de final donde tiene un muro que le está costando derribar.