La derrota ante el filial del Numancia le deja al conjunto arandinos sin depender de sí mismos, con el Tordesillas y el Júpiter Leones por delante.

Un momento del partido.- Foto: CD Numancia

Dolorosa derrota de la Arandina ante el Numancia B en el Francisco Rubio de Soria, en un partido de escaso juego, en el que la Arandina no estuvo al nivel esperado y puede costarle caro a falta de dos partidos para el final de la liga regular.

El partido no comenzó nada bien para el equipo burgalés que encajaba su primer gol a los 13 minutos en un remate de Marío Álvarez, que ponía por delante al equipo filial del Numancia.

El equipo de Aranda de Duero buscó el empate, pero no estuvo inspirado en ataque, fue torpe en las transiciones y además se encontró con un rival que le frenó muy bien en medio campo.

Tras el descanso la Arandina puso más intensidad a su juego, con numerosas faltas y saques de esquina a su favor, pero sin sacar ningún rendimiento de los mismos. Sin embargo el premio llegaría para el conjunto arandino a los 70 minutos en una jugada que culmina Juan del Rincón con el gol de la igualada.

El partido estuvo trabajo en algunos momentos.- Foto: CD Numancia

Pero poco le duraría la alegría al equipo de la Ribera, ya que en una contra, el Numancia B volvía a ponerse por delante en el marcador con un gol de Dani Fernández.

En la recta final lo intentó la Arandina, que nunca se rindió, pero careció de acierto en el remate y jugó con demasiadas prisas e imprecisiones, además de no contar tampoco con la profundidad necesaria en sus acciones para darle la vuelta al marcador.

Derrota dura e importante para el equipo burgalés que pierde muchas opciones de clasificarse para la fase de asenso, a la espera de lo que puedan hacer otros conjuntos, como el Tordesillas o el Júpiter Leonés, en los próximos partidos.