Valoración y notas de los jugadores del Burgos, uno a uno.

Foto: LaLiga

El Burgos disputó el pasado domingo otro de esos partidos de liga que todos saben que no es uno cualquiera. La visita a Miranda de Ebro es especial y ser un derbi provincial lo hace atractivo. Mucho más si se produce en una categoría como la de la segunda división. Una de las mejores noticias de la temporada tras lograr, al menos virtualmente, la permanencia por parte de los dos equipos.

Pero el derbi se quedó en eso. El Burgos lo disputó bien durante la semana pero falló en el campo. Y eso que comenzó tan bien como que se adelantó en el marcador. Pero este Burgos tiene un problema. Sí, lo de Huston… Y es que, cuando se pone el mono de visitante, se lo pone de verdad.

En Miranda volvieron los errores groseros, los fallos de entrega en sitios prohibidos, y volvió un equipo blanquinegro a estar por debajo del rival en todas las facetas y, ¡claro!, podemos ser de un nivel inferior en trato al balón, conducción, circulación,… Pero si además, también lo somos en ritmo, presión, velocidad, e incluso, ganas, el equipo se atasca y no anda.

Dice Calero que quedan siete partidos maravillosos. No le quito la razón, aunque si competimos como en Miranda o como en muchos campos esta temporada, pues nos quedaremos al final con lo de partidos y eliminaremos lo de maravillosos.

Pero nos queda el Plantío. Al menos es la esperanza que los seguidores nos queda para estos encuentros. El equipo tampoco es que esté para tirar cohetes como local, pero hay una gran diferencia de imagen. Así que nos agarraremos a nuestro municipal.

Y, por cierto, a medida que se acercan las jornadas definitivas, comienzan a aparecer estudios, estadísticas, puntos de vista y puntos de opinión. Preparando un cóctel (espero que no sea molotov) de todo ello, resulta que nos dejan el gozo en el pozo y nos marcan un 53 / 55 como máxima puntuación a lograr en la temporada. O sea, que nos dejan una horquilla que significa sumar 7 / 9 puntos. Pues esperemos que esto no sea más que eso, un estudio alejado de la realidad, aunque tras la jornada, cierto es que, de los equipos que observé, solo el Fuenlabrada-Huesca se salió de la línea. El estudio hablaba de un empate, pero acabó con victoria oscense. Y yo me pregunto, ¿no se podrían utilizar estos métodos para lo de las quinielas y esas cosas?…

Las notas del partido

El mejor: Pues desgraciadamente es otro de esos partidos que es difícil, por no decir imposible, destacar a ninguno de los protagonistas sobre el césped. De manera que, tratándose de un derbi, de un campo lleno, y de dos aficiones que tiene que aprovechar éstos para disfrutar del fútbol, pues eso, para los aficionados que siguen estando con un nivel muy superior al mostrado por el equipo. (9)

Jose Antonio Caro: Pues gracias a la falta de acierto local podemos decir que sufrió menos en una partido más tirando a flojo. Falló en un despeje que estuvo a punto de convertirse en gol en propia puerta y falló en el gol del empate. No estuvo fino. (4)

Álvaro Rodríguez: Mejor en ataque que en defensa. En ataque aportó poco y en defensa sufrió muchísimo. (4)

Fran García: Prácticamente no apareció en ataque y estuvo inferior defensivamente. (3)

Aitor Córdoba: Volvió a las andadas en fallos graves de marcaje. En el gol del empate tuvo una participación importante, y en el tercero fue un regalo al fallar un disparo que no lo fue.  (3)

Miguel Rubio: No fue el de otras tardes. También estuvo poco fino en las marcas y la delantera rival fue superior. (4)

Raúl Navarro: ¿Jugó de lateral?, ¿jugó en el centro del campo?, ¿jugó de falso extremo? (3)

Elguezabal: Cuando tiene que participar en la creación vuelve a mostrar carencias. Además cometió un grave error en un pase sencillo en zona peligrosa. En defensa volvió a ser de lo mejorcito. (5)

Andy Rodríguez: Gracias a que es el encargado de sacar las faltas y saques de esquina. Por lo demás, ¿estuvo en el campo? Asistió en el gol con un buen centro. Insuficiente. (4)

Miki Muñoz: Otra bajada de nivel muy grande. Muchas imprecisiones. (3)

Juanma García: Mantiene ese tono alejado de su mejor cara. Jugar lejos del Plantío no ayuda. (4)

Guillermo: Fue de más a menos, como el equipo. (5)

Roberto Alarcón: No aportó nada nuevo con su salida. Voluntarioso y poco más. (4)

Alex Alegría: En la línea de Alarcón. Más voluntad que rendimiento. (4)

Filip Malbasic: Flojo. (3)

Ernesto Gómez: Tampoco mejoró nada con su entrada. (4)

Eneko Undabarrena: En la línea de sus compañeros. (4)

Julián Calero: Su equipo arrancó bien hasta marcar el gol. A partir de aquí se vio desbordado. Los cambios no variaron el rumbo del partido y, en esta ocasión, su homónimo, en el banquillo rival, fue superior en todo. (3)