Presentado de forma oficial el nuevo entrenador del Tizona Universidad de Burgos, Diego Ocampo, quien asegura que no tiene ningún compromiso de continuidad más allá de este final de temporada.

El nuevo técnico, Diego Ocampo, a la izquierda, con Miguel Ángel Benavente, presidente del Tizona Burgos.- FOTO: Burgosdeporte

El nuevo entrenador del Tizona Universidad de Burgos, Diego Ocampo, ya trabaja en la preparación del equipo burgalés de cara a la fase de ascenso, donde tendrá como primer rival Valencia.

Ocampo, fue presentado de forma oficial en las instalaciones de Ural Motor, donde aseguró que llega a Burgos sin que, en principio, pensara entrenar esta temporada porque: «Me han animado y convencido de venir a un club con tres ascensos a ACB aunque no pudo jugar en esta categoría, que ha sido capaz de reconstruirse para intentar volver a donde debe ser al menos su sitio natural, que es la LEB Oro, por ello agradezco a la directiva la oportunidad que me ha dado.»

El nuevo técnico del Tizona también destaca lo que tiene por delante como : “Un reto importante y con muchas dificultades, los demás equipos también juegan y es complicado ascender”. Y aseguró que lo que le atrajo del proyecto del club burgalés es “El equilibrio entre juventud, veteranía y versatilidad”. Y advirtió de la clave para conseguir el objetivo: «Debemos ser un equipo, habrá momentos malos en los que debemos estar muy unidos, es fundamental crear un equipo entre todos, que exista química»

La plantilla del Tizona también estuvo en la presentación del nuevo técnico.- Foto: Burgosdeporte

Ocampo dejó muy claro que tiene poco tiempo y no viene a intentar «cambiar estilos de juego sino a ayudar en lo que el equipo necesite de mi « Y apuntó directamente al papel preponderante que van a tener a partir de este momentos los jugadores veteranos del equipo como Bortolussi, Ruiz de Galarreta e Iván Martínez, «tienen que ser los líderes y demostrarlo no solo en el vestuario sino en la cancha, corriendo, cogiendo rebotes, tirándose por los balones, deben asumir su rol y creer en su propio talento, si lo hacen así los demás jugadores les seguirán.»

Y otro detalle importante es que no existe ningún acuerdo de renovación del técnico después de la fase de ascenso: «No he venido pensando en mi futuro, sino en lo que me han pedido que es ayudar en lo que pueda, por eso solo pienso en en poco tiempo que tenemos y en el partido a partido, nada más allá».

Por su parte, el presidente del Tizona, Miguel Ángel Benavente, agradecía al técnico su compromiso con el club al haber aceptado la oferta burgalesa y destacaba la profesionalidad y veteranía del técnico: «Es una persona con mucha experiencia, no solo por los equipos que ha entrenado en primera categoría, sino también porque sabe como trabajar con la base, es lo que necesitábamos en estos momentos».

Benavente también agradeció al anterior técnico, Francis Tomé su trabajo: «Fue una decisión dolorosa, pero la dinámica en la que había entrado el equipo con tres derrotas consecutivas nos llevaba a tomar decisiones drásticas y urgentes, todos los entrenadores saben que siempre tienen que tener la maleta hecha porque así es el deporte y agradecemos a Francis Tomé la temporada que nos ha ofrecido en el equipo, ahí queda su trabajo.»