Recoletas Universidad de Burgos y Ordizia ofrecen un intenso partido en San Amaro con alternativas en el marcador y empate visitante en la última jugada.

REPORTAJE FOTOGRAFICO: Javier Renuncio “Jenga”/Burgosdeporte

Recoletas Burgos Universidad de Burgos y Ordizia ofrecieron un partido trepidante en San Amaro, con alternativas en el marcador y con un empate final que no colma los deseos de ninguno. Para el Recoletas Burgos es un empate que sabe a poco cuando acariciaba la victoria en los instantes finales de partido, Y ahora todo pasará por la última jornada de la fase regular para conocer si el conjunto burgalés se clasifica para el play off por el título.

El partido comenzó bien para el Recoletas Burgos, aunque sin lograr ensayos, tres golpes de castigo para el equipo local transformados por Carrió ponían un 9-0 en el marcador.

Antes del descanso Ordizia acortaba distancias también con sendos tiros a palos que Mújica transformaba en el 9-6.

En la segunda parte la emoción no faltó hasta el último suspiro. Los visitantes no tardaron en equilibrar el partido con un  golpe de castigo que transformaba Mújica.

El partido estaba equilibrado en todo, en el marcador y en el juego, con alternativas por uno y otro lado. Sin embargo fueron los burgaleses quienes retomaron la ventaja en el marcador, con otro lanzamiento a palos de Carrió. para poner el 21-9.

Todo eran golpes de castigo, los ensayos brillaban por su ausencia y por fin llegaba el primero a los 57 minutos para el equipo vasco, por medio de Arana,  Mújica convertía el tiro a palos y ponía  el 12-16 en el marcador.

Ordizia estaba por delante y buscaba distanciarse y asegurar la victoria, pero Recoletas reaccionaba bien y plantó cara a la situación., Una buena jugada permitía a los burgaleses darle la vuelta al marcador y ponerlo de nuevo a su favor, con un ensayo de Alonso y transformación de Carrió, era el 19-16 .El partido estaba sin un dueño claro y se podía decantar del lado de cualquiera de los dos equipos, que entraron en la recta final del choque con mucha intensidad sabiendo que se jugaban mucho en cada jugada.

Mújica con un golpe de castigo ponía a los 74 minutos el empate, 19-19 y Carrió con su destreza para transformar los golpes de castigo volvía a poner por delante a Burgos a los 78 minutos.  22-19. 

El Recoletas Universidad de Burgos estaba a un paso de la victoria con apenas dos minutos para el final del partido, pero los nervios, las imprecisiones y los errores en los últimos minutos dejaron una oportunidad al empate con otro golpe de castigo para Ordizia que Mújica no falló, estableciendo el 22-22 definitivo.  Una locura de partido.

Un empate que sabe a poco y no sirve, por lo que será en la última jornada cuando los burgaleses tendrán que decidir si se clasifican para los play off, en un partido vital ante el Barça Rugby.