El Mirandés y el Burgos miden sus fuerzas en Anduva con los dos equipos mirando hacia arriba en la clasificación y prácticamente con su objetivo de la permanencia conseguido.

Foto: LaLiga

Si a principios de temporada hubieran anunciado que este derbi provincial entre Mirandés y Burgos, se jugaría con los dos equipos en un buen momento y con sus objetivos de permanencia asegurados, seguro que ambos clubes lo hubieran firmado. No es fácil en una competición tan exigente como la Segunda División, que los dos equipos de Burgos estén dejando una buena imagen y hayan consolidado sus posiciones incluso soñando con llegar a la parte alta de la tabla en los partidos que quedan. En Anduva se verán dos equipos con estilos de juego muy diferentes, pero teniendo claro el sistema que utilizan, acorde con su configuración. El Mirandés como un equipo joven, rápido en sus transiciones y peligroso en las áreas, ante un Burgos más veterano, con juego directo y buena estrategia. Dos maneras diferentes de jugar, que se pondrán a prueba este domingo en Anduva.

El Burgos presentará las bajas por sanción de Valcarce y Matos y por lesión de Saúl Berjón, que pese a todos los esfuerzos por recuperarse, no ha podido entrenar en grupo tampoco esta semana.

Calero: «Invito a mis jugadores a ser valientes»

El entrenador del Burgos, Julián Calero, asegura que la plantilla está viviendo un previo del derbi muy bonito y desenado que llegue el momento de jugar el encuentro. Destaca la gran calidad de la plantilla del Mirandés, de la que «intuyo que muchos de sus jugadores van a estar en Primera División antes o después».

El entrenador del Burgos en la rueda de prensa previa al derbi.- Telefoto

Calero no desveló su planteamiento de juego en Anduva, aunque precisó que: «Más allá del dibujo táctico que adaptaremos a los jugadores que tenemos disponibles, tenemos que ser capaces de no solo contener al Mirandés, sino de ser nosotros mismos y generar peligro, ser competitivos, yo invito a mis jugadores a ser valientes para hacer muchas cosas, con el balón y sin balón, evidentemente hasta aquí hemos llegado por un camino que no vamos a abandonar, si somos el tercer equipo menos goleado es por algo y debemos seguir así.»

«Me gustaría ilusionar a esta ciudad»

El técnico del Burgos también reconoció que, aunque la permanencia está prácticamente conseguida, desearían ilusionar a la afición y la ciudad en este tramo final de la liga y una victoria en Anduva serviría para ello: «Para nosotros sería un subidón no solo por que es un derbi sino porque nos auparía en la clasificación, a mi me gustaría generar mucha ilusión en esta ciudad y con una victoria en el derbi podríamos conseguirlo».

«Al fútbol se va a disfrutar»

Calero también hizo un llamamiento a las dos aficiones para que tengan en cuenta que : «Al fútbol se va a disfrutar, a ver un espectáculo, a pegarse se va al boxeo, pero al fútbol se va animar, a pasar un buen día, a hacer hermanamiento entre las dos aficiones, que más allá de las diferencias Burgos y Miranda somos hermanos, por eso hago un llamamiento a nuestra gente para que se lo pasen bien, vean el partido, disfruten y vuelvan a Burgos con tranquilidad, ese es mi deseo y creo que por ahí es por donde debe ir el fútbol, lo de pegarse es para otras civilizaciones más antiguas».