En menos de dos horas se agotaron las 777 entradas entregadas por el Mirandés al Burgos para el partido del próximo domingo en Anduva.

Larga cola en la que la mayoría se quedó sin entradas.- Foto: Burgosdeporte

Largas colas en una mañana gélida y caras de decepción de muchas personas que después de pasar mucho frío en una larga fila que rodeaba El Plantío, en la que no se notaban avances en ningún momento, se han encontrado con las entradas agotadas.

Está claro que algo falla y la afición se merece un mejor procedimiento de adjudicación de estas entradas, sin frío y sin colas, a ser posible. Mucha desilusión hemos podido contemplar entre los aficionados, que no recibían explicaciones de porqué la cola no avanzaba en ningún momento. Incertidumbre y mosqueo de mucha gente que considera extraño que tantas personas hayan podido adquirir su entrada, sin que la cola avanzara ni un milímetro. Críticas y malas caras al final de una larga e infructuosa espera.

Larga cola para una entrada del derbi que nunca llegó.- Foto: Burgosdeporte

Lo cierto es que las entradas de abonados, un total de 777 se han agotado y ahora solo quedará el segundo procedimiento, de venta online por parte del Mirandés, con precios superiores a los 20 euros.

El partido entre el Mirandés y el Burgos se juega el próximo domingo en Anduva, a partir de las 18,15 horas.