Los goles en la segunda mitad de Nacho Heras y Larry no fueron suficientes.

FOTOS: Javier Renuncio «Jenga»/Burgosdeporte

El Burgos Promesas decepcionó en la fría tarde del sábado ante un Tropezón de Cantabria que, pese a estar clasificado en los últimos puestos, supo sorprender al conjunto burgalés que cuajó uno de sus peores partidos.

De salida el equipo visitante se hizo dueño del encuentro y a los 8 minutos ya tenía el marcador a su favor, con un remate de Dani salas que encontró la red de la portería burgalesa.

No hubo ninguna reacción de los blanquinegros, que siguieron muy fríos en el partido, como la temperatura de la tarde, atenazados y sin lograr llegar con peligro a la portería cántabra.

El Tropezón seguía siendo el dueño del partido aprovechó el mal momento de juego del equipo burgalés para sentenciar el partido antes del descanso. A los 20 minutos, de nuevo Dani salas, marcaba el segundo gol para conjunto visitante y a los 31 Javi Delgado encontraba puerta con su remate para establecer el 0-3, en una media hora aciaga de los burgaleses.

Se esperaba la reacción en la segunda parte y llegó. El equipo de Carlos Aguilera fue más incisivo y buscó meterse en el partido. A los 58 minutos, la expulsión de Picón por doble amarilla, dejaba al conjunto cántabro con 10 hombre, lo que daba más posibilidades a la reacción burgalesa.

El Promesas acortaba distancias a los 68 minutos con un gol de Nacho Heras que aprovechó una indecisión defensiva del equipo visitante para marcar el 1-3. Quedaban minutos y el Burgos Promesas se volcó sobre el área rival, que supo defenderse con orden ante un equipo burgalés que estaba espeso en ataque.

Larry ponía el 2-3 a falta de cinco minutos para el final, cunado se cumplía el minuto 85, y dejaba abierta la puerta a la posible remontada o equilibrio en el partido, pero no fue posible. El Burgos Promesas lo intentó con más corazón que cabeza, con prisas y nervios en los últimos miniutos.

En el descuento pudo empatar Pineda, pero no acertó a marcar ya que el guardameta del Tropezón, Mario, lo impidió con una gran intervención. Al final, el equipo de Cantabria se llevó los puntos en lo que supone su primera victoria a domicilio esta temporada.

La próxima jornada el Burgos Promesas jugará ante el Laredo en terreno cántabro.