El Hereda San Pablo Burgos cae ante el Río Breogán en un encuentro en el que peleó hasta el final.

FOTOS: Carlos Castro

El trabajo desempeñado por el Hereda San Pablo Burgos no fue suficiente para lograr una victoria frente al Río Breogán. El equipo dirigido por Paco Olmos, que disfrutó de un sobresaliente 50% de acierto desde el exterior, se sobrepuso a las rentas breoganistas y logró empatar el encuentro en un tercer cuarto que le dio fe para creer en una posible remontada. No obstante, los locales, ganadores de la partida por el rebote, supieron controlar su juego y ampliaron la ventaja que les permitió cerrar la victoria. El más valorado de los burgaleses fue Vítor Benite (18 puntos y 19 créditos de valoración), con Jarell Eddie como máximo anotador del equipo (22 puntos).

Fotos:Carlos Castro

Empezaba con un alto ritmo anotador el partido en Lugo, en unos primeros compases en los que el Río Breogán tomaba las riendas del luminoso gracias al acierto de Sergi Quintela y de Trae Bell-Haynes (16-7). Vítor Benite agitaba a los castellanos, que se apoyaban en sus puntos y en los de Jarell Eddie para acortar diferencias (21-17). Los lucenses sacaban ventaja del emparejamiento de Jordan Sakho con Julian Gamble (29-19) antes de llegar al final del periodo inicial (30-21).

El cuadro burgalés salía con energía al segundo cuarto, esforzándose en el trabajo reboteador para conseguir un 0-7 de parcial (30-28). Los gallegos recuperaban su ventaja con las acciones de Rasid Mahalbasic y Bell-Haynes (41-30). Intentaba sobreponerse a la defensa castellana Dzanan Musa, que visitaba la línea de tiros libres (45-34). Los triples de Eddie daban aliento al Hereda San Pablo Burgos, que recortaba diferencias y se marchaba al descanso con cuatro de desventaja (48-44).

Fotos:Carlos Castro

Regresaba con fortaleza a la cancha del Pazo el conjunto de Olmos, que manejaba bien el ritmo en ataque e iba recortando la distancia (56-54). Respondían desde el exterior los locales, que abrían las diferencias (62-56), pero no podían evitar que el empuje de los visitantes terminara por restablecer el equilibrio sobre el electrónico (65-65). Se intercambiaban los puntos ambos contendientes, pero Musa dejaba con dos de renta a los gallegos al final del tercer cuarto (71-69).

Fotos:Carlos Castro

Aumentaba su parcial el Río Breogán en el arranque del periodo definitivo (76-69), pero el Hereda San Pablo Burgos continuaba creyendo en sus posibilidades, que se materializaban por medio de Marc García y Julian Gamble (81-79). La aportación de Bell-Haynes volvía a estirar la renta gallega (86-79), pero los castellanos no se daban por vencidos y se encomendaban a los lanzamientos exteriores de García y de Phillip para seguir en la pelea (88-85). Los de Veljko Mrsic encontraban acierto en sus acciones ofensivas y conservaban las riendas a falta de un minuto (98-90). Los dos triples de Benite para contrarrestar las canastas breoganistas del final del duelo fueron la última nota positiva de un partido en el que los castellanos no pudieron alcanzar la victoria (105-96).

Fotos:Carlos Castro

El equipo burgalés disputará su próximo partido de Liga Endesa ante Bitci Baskonia, el domingo 10 de abril, desde las 20:00 horas, en el Coliseum.

Ficha técnica


105 – Río Breogán: Trae Bell-Haynes (22), Sergi Quintela (8), Dzanan Musa (20), Marko Lukovic (14) y Rasid Mahalbasic (15) –cinco inicial– Mindaugas Kacinas (2), Tyler Kalinoski (7), Agustín Ubal (-), Nikola Jankovic (-), Jordan Sakho (12), Erik Quintela (1), Iván Cruz (4).

96 – Hereda San Pablo Burgos: Tarik Phillip (8), Vítor Benite (18), Marc García (13), Jarell Eddie (22) y Landry Nnoko (7) –cinco inicial– Alex Renfroe (7), Xavi Rabaseda (4), Dani Díez (7), Julian Gamble (10), Max Salash (-), Kristian Kullamae (-), Kareem Queeley (-).

Cuartos: 30-21; 18-23; 23-25; 34-27.

Árbitros: Carlos Peruga, Alberto Sánchez Sixto y David Sánchez.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimoséptima jornada de la Liga Endesa disputado en el Pazo dos Deportes ante 5280 espectadores, con presencia de más de un centenar de aficionados burgaleses. Se guardó un minuto de silencio antes del inicio del encuentro en memoria de Javier Imbroda, legendario entrenador en acb y exseleccionador español.