La VII Btt La Abubilla de Fuentespina inauguró el calendario provincial del XII Circuito Btt de la Diputación Provincial de Burgos. La cita completó el aforo de 300 ciclistas y dejó un gran sabor de boca, tanto por los acertados recorridos, muy divertidos para pedalear y con gran variedad de paisajes, como por el perfecto estado de los suelos, así como por el buen ambiente imperante en el pelotón en el que la gran mayoría de ciclistas optó por realizar 42 kilómetros en dos vueltas de 21 km, aunque también hubo quien optó por realizar el recorrido corto, adaptando la jornada a las necesidades de cada participante.

Había muchas ganas de comenzar el circuito provincial y eso se notaba en un pelotón ávido por emprender la ruta. Desde los primeros metros Fuentespina y sus alrededores brindaron un gran estreno a los deportistas, tanto por sus paisajes como por sus caminos y sendas, que se encontraban en un estado óptimo para el ciclismo de montaña, ya que las lluvias de los últimos días evitaron el polvo y, por otra parte, no fueron suficientes como para la aparición de mucho barro.

A las 9.30 horas comenzó la marcha con temperaturas próximas a los 10 grados y algo de viento, que, en cualquier caso, no se convirtió en protagonista, como tampoco la lluvia, que respetó a un pelotón en el que reinó la camarería y el buen ambiente.

Si bien es cierto que la cita no tenía un marcado espíritu competitivo, no cabe duda de que los más rápidos del pelotón corrieron, y mucho. Raúl Castrillo fue el primero en completar los 42 kilómetros con un tiempo de 1.30:57, con 30 segundos de adelanto sobre Ángel Gutiérrez y un segundo más sobre Luis Ortega. Por su parte, Nuria Aubeso fue la fémina más rápida, empleando 1.58:21, seguida por Estibaliz Pérez y Eva Arroyo.

En la cita corta, Carlos Simón cruzó en primera posición la meta con un tiempo de 46:58, mientras que la primera mujer fue María Chamorro, que finalizó su participación después de 1.08:30 de pedaleo.